Imagen: AP

Al final ha ocurrido lo que se ven√≠a masticando desde hace varias semanas: la Justicia europea ha fallado en contra de Uber y ha dado la raz√≥n a los taxistas. De esta forma, Uber es, de forma oficial, un servicio de transportes a ojos del viejo continente. ¬ŅQu√© cambia el dictaminen?

En primer lugar, lo que el Tribunal de Justicia de la UE viene a decir con ello es que Uber se equipara al servicio de los taxistas, y como tal, deber√° pagar y ce√Īirse a las mismas reglas y requisitos que este sector, algo de lo que hasta ahora estaba exento, operando al margen de los servicios de transportes tradicionales.

Advertisement

Probablemente, el mayor de los problemas a corto plazo para la compa√Ī√≠a estadounidense tenga nombre propio: licencias. Los taxistas de la mayor parte de los pa√≠ses donde Uber operaba en Europa ped√≠an equidad ante lo que ve√≠an como un desagravio comparativo.

De hecho, la otra cara de la moneda de la resolución en la UE viene a decirle a Uber que, efectivamente y como decían los taxistas, no es un servicio de la sociedad de la información.

Imagen: AP

Advertisement

Ese fue el argumento de peso ante el tribunal de la compa√Ī√≠a, manteniendo hasta el final que ellos eran s√≥lo el ‚Äúveh√≠culo‚ÄĚ online que pon√≠a en contacto a clientes y ch√≥feres. Seg√ļn se puede leer en el fallo emitido hace escasas horas:

Ha de considerarse que un servicio de intermediaci√≥n como el controvertido, que tiene por objeto poner en contacto, mediante una aplicaci√≥n para tel√©fonos inteligentes, a cambio de una remuneraci√≥n, a conductores no profesionales que utilizan su propio veh√≠culo con personas que desean efectuar un desplazamiento urbano, est√° indisociablemente vinculado a un servicio de transporte, y, por lo tanto, ha de calificarse de ‚Äúservicio en el √°mbito de los transportes‚ÄĚ, a efectos del Derecho de la Uni√≥n.

En consecuencia, un servicio de esta índole está excluido del ámbito de aplicación de la libre prestación de servicios en general, así como del ámbito de aplicación de la Directiva relativa a los servicios en el mercado interior y del de la Directiva sobre el comercio electrónico.

Advertisement

Tras la sentencia, Uber ha emitido el siguiente comunicado a los medios:

Esta decisi√≥n no cambia nada en la operativa de Uber en la mayor√≠a de los pa√≠ses de la UE. Sin embargo, todav√≠a hay millones de europeos que no pueden usar ‚Äėapps‚Äô como la nuestra. Como dijo recientemente nuestro nuevo consejero delegado, conviene regular servicios como Uber y por ello continuaremos el di√°logo con pa√≠ses y ciudades en toda Europa.

La sentencia tambi√©n es un duro golpe a los planes de expansi√≥n de la compa√Ī√≠a con posibles nuevos servicios en Europa. A partir de ahora, cada lanzamiento ser√° etiquetado bajo el mismo paraguas que el resto de los servicios de transportes tradicionales, a trav√©s de la regulaci√≥n Europea y, posteriormente, de las normas que rigen en cada pa√≠s, ya que la UE no tiene competencias en asuntos de transporte (son de √°mbito nacional), y corresponde a las autoridades de los pa√≠ses fijar los requisitos. [El Confidencial, El Mundo]