Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Foto: Getty
Foto: Getty

La demanda mundial de petróleo está experimentando su caída más repentina y dramática en la historia, y todo se debe al brote de coronavirus.

IHS Markit, una empresa de datos financieros con sede en Londres que organiza una importante conferencia sobre energía cada año (cancelada debido a la epidemia), publicó una alerta este jueves sobre cómo el primer trimestre de 2020 está afectando el petróleo. Y muestra un cambio importante en el mercado global. El COVID-19 —nombre oficial del virus— ha detenido la economía china. Como se trata del mayor importador mundial de petróleo y gas, esto ha sumido al sector de los combustibles fósiles en una espiral que podría ir a peor, ya que otras naciones también están luchando por contener el brote.

Advertisement

China ha implementado cuarentenas generalizadas que han frenado enormemente el movimiento de personas y bienes. Esto se debe a que si nadie tiene que viajar por carretera, no hay necesidad de llenar el depósito de combustible de los coches. Con las aerolíneas cancelando vuelos a diestra y siniestra, hay menos necesidad de combustible para aviones. El análisis de IHS Markit muestra que los viajes comerciales de pasajeros por carretera, tren, aire y agua disminuyeron un 80% en febrero en comparación con el año anterior en China.

La demanda mundial de petróleo para el primer trimestre de 2020 será de 3,8 millones de barriles al día menos que el año anterior, la mayor caída trimestral jamás registrada. Y eso no solo se debe al parón de la economía china. El coronavirus está causando estragos también en Europa, Japón, Corea del Sur, Oriente Medio y América del Norte.

“Esto es aún más grande de lo que vimos en el pico de la crisis de 2008", dijo a nuestros compañeros de Earther Jim Burkhard, jefe de investigación del mercado de petróleo en IHS Markit. “Esta crisis también es diferente por lo instantáneo que ha sido, porque China básicamente desconectó grandes sectores de su economía casi de la noche a la mañana. Por eso esto lo llamamos un shock de demanda instantánea”.

China también ha visto disminuir significativamente sus emisiones contaminantes gracias a este parón de actividad. Y usar menos petróleo es bueno para el clima, pero no es así como el mundo necesita reducir la contaminación. El coronavirus ya ha matado a unas 3.000 personas en todo el mundo y hay unos 90.000 casos confirmados.

Advertisement

La caída en la demanda de petróleo es un síntoma de la desaceleración de la economía (no al revés), dijo Burkhard. IHS Markit no prevé que el mercado del petróleo se recupere de esto para el año financiero 2020. Se espera que la demanda sea menor de lo que era en 2019, incluso si hay una recuperación en la segunda mitad del año.

“Lo que estamos viendo en la demanda de petróleo tiene que ver con las repercusiones del coronavirus en la economía”, dijo a Earther. “El petróleo es un reflejo del mundo”.

Advertisement

En un mundo ideal, el petróleo no debería reflejar el estado de la economía. El mundo debería abandonar los combustibles fósiles de forma gradual. De lo contrario, la economía, que está tan entrelazada con el sector del petróleo y el gas, sufrirá. Y lo que estamos viendo ahora con el coronavirus es exactamente lo que deberíamos tratar de evitar diciendo adiós al petróleo.

Share This Story

Get our newsletter