Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El crecimiento de pelo en la boca de esta mujer entra a formar parte de la literatura médica

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Getty

Que levante la mano el que no tenga un pelo en algún lugar extraño. No es algo inusual, sin embargo, el reciente caso publicado de una mujer en Italia ha entrado a formar parte de la literatura médica. Hace más de una década comenzó a crecerle pelo en forma de pestañas en la boca, y desde entonces no ha parado de crecer.

Advertisement

La mujer, entonces de 19 años, había visitado desde hace algo más de un década varios médicos. Su problema: le crecían pelos en las encías. En las primeras pruebas se reveló que tenía quistes ováricos, y los doctores teorizaron que aquello podía ser la causa a través de un trastorno hormonal relativamente común conocido como síndrome de ovario poliquístico (PCOS).

Esta condición lleva a las mujeres a un crecimiento exagerado de vello en el cuerpo y, en ocasiones, a una complicación mayos denominada hirsutismo gingival. Según cuentan los investigadores en su estudio publicado:

En 2009, informamos de un caso de una mujer joven que presentaba pelos en el epitelio sulcular de la papila palatina retroincisor.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Los pelos de la boca de la mujer (Zhurakivska, et al (Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology and Oral Radiology))

Dicho de otra forma, los doctores habían encontrado una dispersión de pelos en forma de pestañas que sobresalían de los tejidos blandos directamente detrás de sus dientes frontales superiores. Repasando los libros de medicina, solo existían cinco casos similares en el mundo. Con una salvedad: todos eran hombres con uno o dos pelos extraños en la década de 1960.

Advertisement

La investigación encontró otra pista. El hirsutismo es un exceso de cabello cuyo crecimiento atípico generalmente se limita a partes del cuerpo que ya brotan folículos, como la cara, el torso y las extremidades. Sin embargo, en este caso los pelos eran ectópicos, lo que significa que estaban creciendo fuera de lugar.

El siguiente paso consistió en retirar los pelos quirúrgicamente y, después de un ciclo de anticonceptivos orales para ayudar a abordar el desequilibrio de las hormonas, la paciente volvió a tener una vida normal, sin pelos en la boca, durante un tiempo.

Advertisement

Porque seis años después la paciente, ahora con 25 años, regresó a la clínica. Tras suspender la medicación hormonal, su hirsutismo gingival había regresado. Entonces el equipo médico decidió variar el plan de acción. Esta vez no solo eliminaron los pelos, también aprovecharon la oportunidad para observar una pequeña sección de tejido y observarlo más de cerca bajo el microscopio.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Zhurakivska, et al (Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology and Oral Radiology
Advertisement

Encontraron un tallo de cabello que se abría paso a través de los tejidos inusualmente engrosados ​​de sus encías. Pasaron los meses, y un año después su condición había empeorado, con pelos emergiendo de más sitios alrededor de su boca, ahora también en el cuello y la barbilla.

Como explicó a mi compañero Ed, Khrystyna Zhurakivska, autora del estudio e investigadora clínica dental de la Universidad de Foggia, “dado que el hallazgo se repitió seis años después de la primera observación, esto llevó a nuestra comprensión de que este no era un hallazgo ocasional, sino que probablemente era un defecto estructural y un desequilibrio hormonal que persistió, dando lugar a este fenómeno”.

Advertisement

Cuentan los investigadores que, debido a que PCOS es una afección de por vida, es casi seguro que seguirá en riesgo de futuros episodios de vello bucal. “No es biológicamente inverosímil que el pelo pueda crecer en la boca. Los tejidos de nuestra boca se desarrollan en el útero a partir de la misma capa de células que dan lugar a nuestra piel externa, y tienen el potencial de desarrollar estructuras que normalmente se encuentran en las células de nuestra piel, como las glándulas sebáceas y el cabello. De hecho, las glándulas sebáceas adicionales en la boca, que parecen protuberancias amarillas o blanquecinas, son algo muy común e inofensivo. Con todo, no hay una explicación clara de por qué estas glándulas se ven comúnmente en nuestra boca mientras que el cabello casi nunca”, zanja la autora. [Sciencealert, Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology, Oral Radiology]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter