Image: U.S. Department of Defense

Normalmente, a los ‚Äúh√©roes de guerra‚ÄĚ el Ej√©rcito de Estados Unidos los suele recompensar a su vuelta, bien con todo tipo de medallas y reconocimientos, bien con una serie de ayudas econ√≥micas. Sin embargo, hay otro tipo de ‚Äúh√©roes‚ÄĚ que no solo no reciben un trato parecido, incluso acaban siendo sacrificados.

Se trata de los denominados como ‚Äúperros de guerra‚ÄĚ, el grupo canino que forma parte de las filas de ej√©rcito en misiones de guerra, la mayor√≠a entrenados para inspeccionar zonas y detectar bombas a trav√©s del olfato. Seg√ļn un informe en Reuters, el propio ej√©rcito del pa√≠s ha admitido haber maltratado a sus animales retirados.

Advertisement

Para ser m√°s exactos, y en palabras del propio Inspector General del Departamento de Defensa, el cu√°l ha acabado pidiendo una serie de reformas:

Los héroes caninos que salvaron la vida de los soldados estadounidenses en Afganistán mientras trabajaban con los equipos de combate de brigada para detectar bombas en el camino, fueron maltratados por el ejército después de regresar a Estados Unidos.

Image: U.S. Department of Defense

Advertisement

Posteriormente, el portavoz del ej√©rcito, el comandante Christopher Ophardt, dijo en un comunicado enviado a Reuters que ‚Äúel ej√©rcito est√° de acuerdo con el informe y est√° cumpliendo con las recomendaciones del Inspector General‚ÄĚ.

En dicho informe se detallaba que algunos perros se quedaron en las perreras por un tiempo de hasta 11 meses, más allá de la fecha límite para darlos en adopción o reutilizarlos en el ejército u otras agencias gubernamentales. Por tanto, se trata de un caso de maltrato por falta de cuidado y atención. Por esta razón, muchos finalmente fueron sacrificados.

Image: U.S. Department of Defense

Advertisement

Adem√°s, y contrario a las reglas militares, los perros que fueron adoptados pudieron llegar a casas de individuos no selectivos: la incompatibilidad de un perro de guerra con el propietario equivocado podr√≠a significar que no tiene el espacio que necesita para hacer ejercicio o incluso podr√≠a terminar con casos muy graves con ni√Īos peque√Īos de por medio.

En algunos casos, seg√ļn el informe, a los soldados que quer√≠an adoptar perros con los que hab√≠an trabajado en el extranjero se les dijo que no ten√≠an derecho a hacerlo. De hecho, la investigaci√≥n se inici√≥ despu√©s de que algunos soldados que hab√≠an estado con los perros de guerra se quejaran de su destino.

Después de revelarse las crueles condiciones de los animales, un portavoz del Departamento de Defensa ha asegurado a Reuters que el Ejército ahora está cuidando mejor a sus animales. Una pena que unas criaturas tan noble y leales tuvieron que sufrir e incluso morir antes de que alguien se diera cuenta de que no estaban haciendo lo correcto. [Reuters]