La entrega de los Oscars este año vino con polémica. Birdman, una crítica de fondo al cine de superhéroes y palomitas, fue la gran triunfadora de la gala, por lo que muchos han comenzado a cuestionar a Hollywood. ¿Se está centrando demasiado en remakes, secuelas y sagas, en lugar de películas originales? Este gráfico lo explica.

La web Pixable ha creado este genial gráfico para explicar el fenómeno en el que ha caído Hollywood: una falta de originalidad brutal. Puedes comprobarlo en el gráfico al final. A la derecha del mismo, las barras horizontales muestran el número de películas originales (no basadas en un film anterior o parte de una saga/franquicia de películas) que lograron entrar en el top-10 de recaudación anual en taquilla en EE.UU. A la izquierda, en los círculos, las películas estrenadas cada año que fueron remakes, secuelas o parte de una saga más amplia y también llegaron al top-10 de recaudación en EE.UU.

Advertisement

La tendencia es evidente: desde 1975 hasta hoy en día han ido cayendo el número de películas originales que conseguían llegar al top-10 de recaudación, mientras que ha aumentado significativamente el número de remakes, secuelas y franquicias. Un ejemplo: en el 2014 solo hubo una película original que logró llegar al top-10, Interstellar. En otras palabras: Hollywood ha encontrado un filón, y (de momento) no parece que vaya a abandonarlo.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)