ImĂĄgenes: S. Allen et al.

Todos los humanos sexualmente maduros estamos familiarizados con el triste concepto de hacer un regalo para cortejar a una posible pareja sexual, pero este comportamiento no había sido observado en el mundo animal. Ahora, tras diez años de trabajo de campo, un equipo de investigadores ha comprobado que esa es precisamente la técnica que utiliza el macho de delfín jorobado para ligar.

Investigando en la costa noroeste de Australia, un grupo de biĂłlogos marinos de la Universidad de Australia Occidental ha descubierto que los delfines jorobados presentan a las hembras grandes esponjas marinas en un aparente esfuerzo por aparearse. Los investigadores observaron el comportamiento hasta 17 veces en cinco grupos diferentes de delfines, dispersos a lo largo de 1600 kilĂłmetros.

Advertisement

(a) Un delfĂ­n jorobado macho acercando una gran esponja a una hembra, (b) un macho arrojando una esponja a una hembra adulta, (c) y (d) machos realizando la postura del plĂĄtano

En la primera observaciĂłn, un espĂ©cimen macho se zambullĂł en el agua para extraer una enorme esponja marina del lecho marino y la balanceĂł sobre su pico hasta llegar a la hembra. “Al principio nos quedamos perplejos al presenciar estas intrigantes muestras de comportamiento —explica Simon Allen, autor principal de un estudio que ha sido publicado por la revista Scientific Reports—, pero a medida emprendĂ­amos nuevos trabajos de campo, la evidencia aumentó”.

AdemĂĄs de obsequiar grandes esponjas a las hembras, los jorobados macho realizaban exhibiciones acĂșsticas y visuales, como la denominada postura del plĂĄtano en la que arqueaban la espalda, la cabeza y la cola sobre el agua. “TodavĂ­a no sabemos quĂ© estaban haciendo, si era una flexiĂłn o lucĂ­an su pene erecto, pero se quedaban tumbados un rato en esa pose cerca de la hembra”.

Advertisement

En todos los casos, las hembras seleccionadas eran sexualmente maduras, ya que a menudo iban acompañadas de sus crías en edad de destete (y por lo tanto estaban listas para aparearse de nuevo). A diferencia de otros mamíferos, los delfines jorobados australianos no son monógamos, y tanto los machos como las hembras pueden aparearse con varios compañeros en la temporada de cría.

Sin embargo, esta la primera vez que se documenta un comportamiento asĂ­. El uso de objetos en cortejos sexuales por parte de mamĂ­feros no humanos es raro, y los investigadores creen que podrĂ­a ser una muestra de la fuerza o calidad del macho como compañero de apareamiento. El delfĂ­n es uno de los animales socialmente mĂĄs complejos, y si algo demuestra este hallazgo es que existe un nivel aĂșn no reconocido de esa complejidad social.

Advertisement

Ahora el objetivo de los investigadores es determinar a travĂ©s de nuevas observaciones si el uso de esponjas como regalo para hembra mejora las posibilidades de Ă©xito en la bĂșsqueda de apareamiento. Como macho de la especie humana, puedo certificar que no siempre serĂĄ el caso.

[Scientific Reports vĂ­a The University of Western Australia]