Photo: Disney

Cuarenta a√Īos despu√©s del estreno de Star Wars: A New Hope, la historia de Luke y Leia termin√≥ con una escena muy emotiva en la √ļltima pel√≠cula de la saga, The Last Jedi. Pero hay un detalle en esa escena del que quiz√° no te hab√≠as dado cuenta, y tiene que ver precisamente con c√≥mo empez√≥ todo.

Si has visto el Episodio IV de Star Wars tantas veces como nosotros, recordarás que la primera vez que Luke vio a su hermana fue en un holograma. Leia había enviado una proyección de sí misma a Obi-Wan Kenobi pidiéndole que recuperara los planos de la Estrella de la Muerte y los llevara de vuelta a su planeta natal, Alderaan. Pero no fue Obi-Wan, sino Luke, quien encontró la proyección almacenada en el droide R2-D2.

Image: Lucasfilm

‚Äú¬ŅQui√©n es ella? Es preciosa‚ÄĚ, dice Luke embelesado mientras escucha las palabras ‚Äúay√ļdame, Obi-Wan Kenobi, eres mi √ļnica esperanza‚ÄĚ. De esta forma, Luke recibe la petici√≥n de ayuda de Leia y sale en busca de Obi-wan.

Advertisement

Image: Disney

Han pasado varias d√©cadas y Leia vuelve a estar en peligro. En The Last Jedi, el Episodio VIII de Star Wars, Kylo Ren tiene acorralada a la Resistencia y todo parece perdido. Entonces aparece Luke Skywalker al frente de la batalla y permite a Leia ganar el tiempo necesario para salvarse. Pero no es Luke lo que vemos, sino una imagen que proyecta desde otro planeta mediante una sorprendente t√©cnica Jedi conocida como‚ÄúDoppelganger‚ÄĚ.

A continuación, Luke muere.

¬ŅLo ves ahora? Nosotros tampoco lo ve√≠amos, pero el periodista JM McNab nos puso sobre la pista: la historia de Luke Skywalker empieza con Leia enviando una proyecci√≥n de s√≠ misma pidiendo ayuda y termina con Luke enviando una proyecci√≥n de s√≠ mismo para ayudar a Leia. Es un c√≠rculo perfecto que hace que la escena del reencuentro sea a√ļn m√°s emotiva.