Imagen: NASA

En realidad, la teor√≠a de la tierra plana fue desmontada por un solo hombre y con la ayuda de un simple palo hace miles de a√Īos. Ahora que abundan tanto las asociaciones de terraplanistas es un buen momento para recordar uno de los experimentos m√°s sencillos y maravillosos de la historia: el de Erat√≥stenes de la mano de Carl Sagan.

Lo explicaba hace varios a√Īos el divulgador en su m√≠tico programa Cosmos. Sagan nos narraba con su estilo inconfundible c√≥mo tuvo lugar ese momento de la historia, mostrando posteriormente la simplicidad de aquel experimento que cambiaria la noci√≥n de nuestro planeta.

Erat√≥stenes fue un matem√°tico, astr√≥nomo y ge√≥grafo griego (entre otras muchas cosas) que fue capaz de concebir por primera vez la geograf√≠a como una disciplina sistem√°tica, desarrollando una terminolog√≠a que todav√≠a se usa en la actualidad. Sin embargo, si por algo se le conoce mundialmente es por ser la primera persona en calcular la circunferencia de la Tierra. Y con la ayuda de un √ļnico palo.

Hace 2.200 a√Īos a Erat√≥stenes le hicieron cargo de la Biblioteca de Alejandr√≠a. All√≠, un d√≠a ley√≥ en un libro de papiro algo que le dej√≥ sin dormir: que muy al sur, en la frontera de Siena, la columna de un templo o de un palo en posici√≥n vertical no proyectaban sombra a las 12 del mediod√≠a del 21 de junio, el denominado ‚Äúd√≠a m√°s largo del a√Īo‚ÄĚ.

Advertisement

Dicho de otra forma, aquel texto ven√≠a a decir que los rayos del Sol se empeque√Īec√≠an conforme se iba acercando el mediod√≠a, algo que pod√≠an verificar al observar c√≥mo el Sol se apreciaba sin error al reflejarse en el fondo de un pozo que otros d√≠as permanec√≠an en la sombra. En ese momento, el Sol estaba justamente en su cenit.

Ilustración: David Monniaux (CC BY-SA 4.0)

Aquella informaci√≥n fue algo que a Erat√≥stenes le dej√≥ pensando varios d√≠as hasta que finalmente decidi√≥ experimentar por su cuenta qu√© hab√≠a de cierto en aquellos textos. ¬ŅQu√© hizo? Observar si ese a√Īo en Alejandr√≠a una vara era capaz de proyectar sombra cerca de las 12 del mediod√≠a el 21 de junio.

Advertisement

Y descubri√≥ que s√≠, aquel palo vertical de su experimento fue capaz de proyectar sombra. Erat√≥stenes se pregunt√≥ entonces: ¬ŅC√≥mo es posible que en el mismo momento una vara en Siena no proyectara sombra y una vara en Alejandr√≠a, a 800 kil√≥metros del norte, proyectara sombra bien definida?

Imagen: Erat√≥stenes ense√Īando en Alejandr√≠a (Bernardo Strozzi/Dominio p√ļblico)

Concluy√≥ entonces que la √ļnica respuesta posible era que la superficie de nuestro planeta estaba curvada. Como Sagan explica perfectamente a trav√©s de un mapa con dos palos incrustados en las dos zonas geogr√°ficas, la explicaci√≥n de Erat√≥stenes era tan simple como fascinante. Hace 2.200 a√Īos un hombre ya hab√≠a tirado por tierra cualquier teor√≠a de los terraplanistas.

Advertisement

Por cierto, Erat√≥stenes supo por la inclinaci√≥n de la sombra proyectada en Alejandr√≠a que el √°ngulo que formaba con Siena era de 7 grados. √Čl fue el primero en calcular la inclinaci√≥n del eje de la Tierra (nuevamente con notable precisi√≥n). Adem√°s, pudo haber estimado la distancia desde la Tierra hasta el Sol e ide√≥ intercalar cada cuatro a√Īos un d√≠a adicional en los calendarios, produciendo el a√Īo bisiesto (y creando el primer mapa del mundo incorporando paralelos y meridianos). [YouTube]