Foto: AP Images.

¿Por qué los adolescentes están comiendo cápsulas de detergente líquido Tide? ¿O al menos pretendiendo comerlas en vídeos que publican en internet? Tengo algunas teorías, pero la compañía que fabrica las cápsulas quiere que sepan que, sea cual sea la razón, no es su culpa.

Procter & Gamble, la compañía que fabrica las cápsulas Tide, se encuentra en una situación difícil. Los niños están comiendo su detergente tóxico como una especie de broma nihilista (beber cloro estuvo de moda el año pasado) y aunque existe ese viejo refrán de que no hay mala publicidad, en este caso sí que es algo muy malo. El director ejecutivo (CEO) De P&G ha publicado un comunicado en el blog oficial de la compañía acerca de esta nueva moda, explicando que no pueden evitar que los niños sean estúpidos.

“Garantizar la seguridad de las personas que usan nuestros productos es fundamental para todo lo que hacemos en P&G”, comentó David Taylor, CEO de Procter & Gamble, en un mensaje llamado “Manteniéndonos a salvo” en su blog oficial.

“Sin embargo, incluso los estándares y protocolos más estrictos, las etiquetas y advertencias, no pueden prevenir el abuso intencional incentivado por el mal juicio y el deseo de ser popular”, continuó Taylor.

Advertisement

Bueno, tiene razón. En 1982 alguien manipuló las botellas de Tylenol en Chicago añadiendo cianuro. Siete personas murieron y la compañía que hacía el Tylenor, Johnson & Johnson, respondió creando un empaque que revelaba cuando había sido manipulado. La moda de comer cápsulas de detergente parece ser lo contrario a esto. P&G no quiere que nadie se envenene, pero los clientes más jóvenes de la compañía se están lastimando a sí mismos como una especie de crítica social sobre cuán horrible es el mundo actualmente.

“Como el CEO de P&G, les aseguro que estamos trabajando con nuestros socios para hacer lo que podamos para evitar esta moda tan peligrosa, incluyendo el asegurarnos de que las redes sociales eliminen los vídeos que glorifican esta conducta tan dañina, y asociarnos con grupos que nos ayuden a difundir que esto es un comportamiento muy peligroso que nadie debe copiar, además de publicar anuncios de servicio público diseñados para llegar a adolescentes y adultos jóvenes, además de otros pasos que también hemos tomado”.

Fiel a su palabra, Tide lanzó un vídeo en YouTube acerca de lo estúpido que es comer detergente líquido. Pero obviamente los adolescentes ya saben que es peligroso, es por eso que lo están haciendo.

“Tomemos un momento para hablar con los jóvenes en nuestras vidas para hacerles saber que su salud y su vida importa mucho más que los clics, las reproducciones y los Likes”, escribió Taylor. “Por favor ayúdenlos a entender que esto no es un chiste”.

Advertisement

Lo que nos lleva a la verdadera razón de que esto esté sucediendo: sí es un chiste, porque es algo que va más allá de los límites de lo que se considera un comportamiento aceptable en internet. Los adolescentes siempre están intentando probar qué tan lejos pueden llegar con una broma estúpida.

Las empresas acuden a plataformas como Instagram, Facebook y Snapchat para publicitar sus productos y las empresas modernas adoptan la cultura juvenil para ello; lo han hecho durante décadas. Han crecido en un mundo obsesionado con la publicidad, al igual que los Millenials, la generación X y todos lo demás lo hicieron antes que ellos. A los adolescentes de 2018 no parece importarles que están inundados de marcas, hasta que lo están y se sienten agobiados. Es aquí donde llegan las cápsulas de Tide.

¿Cómo puede rebelarse la generación más joven que existe? Creando memes que sean desconcertantes y pongan nerviosos a adultos como David Taylor, el CEO de Procter & Gamble. Vimos que sucedió lo mismo con Harambe, el gorila que fue acribillado en el zoológico de Cincinnati en mayo de 2016. ¿Por qué la cultura juvenil hizo bromas acerca de mal gusto acerca de la muerte de un gorila? Porque era una de las pocas cosas a las que las marcas como Tide no se iban a acercar.

Advertisement

Y comer veneno, literalmente, es otro de esos memes que los adolescentes han creado para ir más allá de los límites y crear algo propio, con la esperanza de que esta vez no sea copiado o adoptado por ninguna marca. Sí, personas están muriendo por comer cápsulas de detergente, pero en su mayoría son adultos que sufren de algún tipo de demencia. Y esto hace que la broma sea aún más atrevida y atractiva para los niños.

Al final, todo lo que se relacione a la cultura juvenil puede ser copiado, siempre y cuando se pueda hacer dinero de ello. De hecho, una pizzería en Brooklyn está vendiendo pizza inspirada en las cápsulas Tide, lo que completa el círculo de la vida del marketing. Comer pizza que luzca como las cápsulas Tide no va a matarte (lo único diferente es que pintan el queso de azul y naranja), así que no esperes que los adolescentes del año 2018 se interesen en ello. Lo que sí podemos esperar es que la próxima moda nihilista sea aún más escandalosa y peligrosa.

¿Qué es más escandaloso que comer detergente líquido o las bromas acerca de la muerte horrible de animales de zoológico? Ya no soy adolescente, así que no se me ocurre nada. Pero podemos estar seguros de que pronto conoceremos la respuesta en YouTube.