Michael Lynton, el CEO de Sony Pictures, anunci√≥ recientemente su salida de la compa√Ī√≠a para presidir la junta de Snapchat. Si te preguntabas por qu√©, aqu√≠ tienes una pista: la distribuidora est√° en una situaci√≥n tan delicada que su futuro podr√≠a depender de la pel√≠cula de los emojis que estrenar√° en agosto.

Advertisement

Esa es la historia que est√° contando el New York Post tras una peculiar presentaci√≥n de resultados financieros de Sony. La compa√Ī√≠a, una divisi√≥n independiente de la multinacional japonesa, habla de 986 millones de d√≥lares que tendr√° que amortizar por una amalgama de razones, entre las que pesan los malos resultados en taquilla, el declive del mercado dom√©stico y la adquisici√≥n de Columbia Pictures en 1989 por 3.400 millones de d√≥lares (unos $6.580 millones, teniendo en cuenta la inflaci√≥n), que siguen pasando factura. Lo resumen en Las Horas Perdidas.

El Post asegura que Sony Pictures ser√° vendida o dejar√° de ser una unidad independiente para pasar a formar parte de Sony. Por eso, a√Īaden estos rumores, el futuro de la compa√Ī√≠a depender√° de los resultados de The Emoji Movie. Si la pel√≠cula funciona, y Sony cree que lo har√°, las acciones de la compa√Ī√≠a podr√≠an revalorizarse ante la posibilidad de que se convierta en una franquicia, y esto mejorar√≠a el precio de venta.

The Emoji Movie es una película de animación basada en la vida de los emojis. Seguirá las aventuras de Gene (T.J. Miller), Jailbreak (Ilana Glazer) y otros emojis como la mano que choca esos cinco (James Corden) y por supuesto la caca con ojos (con la voz de Patrick Stewart). También harán un cameo varias aplicaciones conocidas, que de paso ayudarán a Sony a financiar la película, como Candy Crush Saga, Dropbox, Instagram, Just Dance, Spotify, Twitter, YouTube, Facebook, Shazam, Snapchat y Twitch.

Advertisement

Sony Pictures sabe bien lo que es depender de las franquicias, y para este a√Īo tambi√©n tiene en la hoja de ruta el estreno de Spider-Man: Homecoming. Adem√°s, recuerdan en Las Horas Perdidas, nada est√° escrito en el mundo de las distribuidoras/productoras, donde un √©xito con el que nadie contaba puede darle la vuelta a la tortilla en cuesti√≥n de meses. Mientras tanto, la compa√Ī√≠a pide a sus accionistas paciencia y pensar a largo plazo.

[New York Post vía Las Horas Perdidas]