El futuro era esto: un ataque con un drone consigue paralizar la mitad de la producción de petróleo de Arabia Saudí

17.8K
24
Save
La escena después del ataque llevado a cabo –supuestamente– por rebeldes hutíes
Foto: Validated UGC (AP)

Arabia Saudita ha tenido que detener aproximadamente la mitad de su capacidad de producción de petróleo después de varios “ataques coordinados con drones sobre sus instalaciones” que incendiaron el complejo petrolero de Hijra Khurais y de Abqaiq, las instalaciones de estabilización de petróleo más grandes del mundo, informó el Wall Street Journal.

Los rebeldes hutíes de Yemen, que consiguieron tomar el control de la capital del paísSan’a– en 2014, fueron atacados por Arabia Saudita en una feroz campaña de contrainsurgencia que ha matado a miles de civiles, y ahora ellos han reivindicado este ataque, según el WSJ. El gobierno de Arabia Saudita no se ha pronunciado al respecto y no ha emitido ningún tipo de comunicado sobre la existencia de muertos, escribió el diario, pese a que se estima que el ataque consiguió detener casi el cinco por ciento de la producción mundial de petróleo.

Advertisement
Imágenes tomadas por satélite después del ataque.
Foto: NASA Worldview (AP)

Un panel de expertos informó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que los hutíes habían adquirido drones de Irán en enero de 2018, según el New York Times. Aunque los hutíes han usado ataques con drones antes, este es en el que más se han adentrado en territorio saudí y, si creemos lo que dicen los rebeldes, hasta 10 drones participaron en el ataque. Según Associated Press, la tecnología de los drones hutíes ha aumentado considerablemente, pasando de modelos comerciales a “versiones casi idénticas de los modelos iraníes”, y las Naciones Unidas, las naciones del Golfo Pérsico y parte de Occidente considera que es Irán el que ha suministrado armamento a los rebeldes.

AP escribió que hay indicios de que las fuerzas de seguridad sauditas intentaron derribar los drones, pero no tuvieron mucho éxito en su empresa.

Un portavoz militar hutí, Yahia Sarie, dijo en el canal de noticias Al-Masirah, dirigido por los hutíes, que las fuerzas rebeldes habían recibido “datos de inteligencia” de Arabia Saudita y que “la única opción para el gobierno saudita es dejar de atacarnos”, escribió AP.

Advertisement

Yemen es el país más pobre de toda la región arábica, y la guerra civil que comenzó allí en 2015 se ha convertido en una de las mayores catástrofes humanitarias actuales del mundo. Se estima que aproximadamente 90.000 personas han muerto como resultado del conflicto, según AP, y hay pruebas de que la coalición liderada por Arabia Saudita y respaldada por los Estados Unidos ha cometido atrocidades como el bombardeo de mercados, hospitales y hasta un autobús con decenas de niños.

La ONU declaró el año pasado que la mayoría de las víctimas han muerto como resultado de los ataques aéreos de la coalición, no por culpa de los hutíes. Sin embargo, nada de esto ha generado una fractura entre Arabia Saudita y la administración de Donald Trump, que se ha visto con el príncipe del país Mohammed bin Salman a pesar de las acusaciones contra él por el asesinato de un periodista.

Advertisement

Como señaló el Jerusalem Post, el ataque del sábado supone una escalada importante de tensión en la zona; no solo porque los rebeldes están demostrando repetidamente que pueden llevar a cabo ataques con precisión usando drones de largo alcance, sino porque servirá para aumentar las tensiones entre Estados Unidos e Irán, que han ido creciendo desde que Trump decidió saltarse el acuerdo de 2015 diseñado para limitar el alcance del programa nuclear iraní.

Share This Story