Foto: Matías S. Zavia (Gizmodo en Español)

Hay vida más allá del último Xiaomi o de los nuevos Pixel 3a. Es donde vive la mayoría de la gente: allá donde los teléfonos se compran con un contrato de telefonía. Samsung solía reinar sobre estas lindes con holgura, pero Huawei lleva tiempo comiéndole terreno. Ahora el fabricante coreano ha dado un giro en su estrategia con una gama media más atractiva y capaz.

El Samsung Galaxy A70 que estamos probando hoy es el buque insignia de esta nueva gama media. Tiene una estupenda pantalla Super AMOLED de 6,7 pulgadas y un chip Snapdragon 675 mucho más rápido que el Exynos de su predecesor. Dura hasta dos días gracias a su batería de 4500 mAh, y viene con NFC para pagar con el móvil a través de Google o Samsung Pay.

Diseño 

El Galaxy A70 es un teléfono bastante grande, pero menos ancho que otros terminales con el mismo tamaño de pantalla gracias a su relación de aspecto 20:9. El panel Super AMOLED ocupa todo el frontal, excepto en la zona de la barbilla, y viene con un notch en forma de U. Si no quieres notch, por pequeño y discreto que sea, tendrás que esperar al Galaxy A80, que viene con las mismas características que el A70 pero tiene cámara giratoria.

Advertisement

Poco podemos decir de la pantalla que no se haya dicho ya. Samsung sigue haciendo los mejores AMOLED, y ahora los calibra con colores más suaves y naturales. Y si lo que quieres son colores más llamativos y saturados, puedes activar el modo de pantalla “intenso” en el menú de ajustes.

Advertisement

En un primer vistazo, la parte trasera del Galaxy A70 parece minimalista y funcional. Pero si miras con atención, especialmente bajo la luz del sol o de los focos, puedes ver que el material refleja un arcoíris de colores. La tapa no es de vidrio, sino de plástico, y no da la sensación de ser barata.

Sensores

El Galaxy A70 se puede desbloquear con un lector de huellas óptico bajo la pantalla o mediante la cámara frontal. Lo más seguro es usar la huella, pero lo ideal es tener los dos sensores activados. La cámara suele ser bastante más rápida, pero falla cuando no hay luz o cuando tienes la cara medio cubierta. El lector de huellas tiene una tasa de fallos aún más alta (como el sensor ultrasónico del Galaxy S10), y además es más lento que los lectores de la competencia, pero lo necesitas para pagar con Samsung Pay.

Advertisement

Cámaras

El Galaxy A70 tiene tres cámaras traseras y una cámara frontal. La frontal lleva un sensor de 32 megapíxeles que produce fotos de 8 MP. El modo belleza viene activado por defecto y tiende a suavizar demasiado la piel, pero una vez que lo desactivas puedes hacer selfies más nítidos y coloridos:

Foto: MatĂ­as S. Zavia

Advertisement

Foto: MatĂ­as S. Zavia

La cámara principal también agrupa los píxeles para producir imágenes más luminosas. De un sensor de 32 megapíxeles salen fotos de 12,2 MP:

Advertisement

Foto: MatĂ­as S. Zavia
Foto: MatĂ­as S. Zavia

Advertisement

La cámara no tiene estabilizador, pero cuenta con enfoque por detección de fase y longitud focal f/1,7 que se presta a jugar con los detalles y los planos:

Foto: MatĂ­as S. Zavia

Advertisement

Foto: MatĂ­as S. Zavia

La cámara secundaria es una ultra gran angular de 123 grados que abre un mundo de posibilidades a riesgo de distorsionar las esquinas de la escena:

Foto: MatĂ­as S. Zavia

Advertisement

Foto: MatĂ­as S. Zavia

El problema de esta cámara —de 8 MP con apertura f/2,2— es que pierde bastante detalle con respecto a la cámara principal, mucho más luminosa:

Foto: MatĂ­as S. Zavia

Advertisement

Foto: MatĂ­as S. Zavia

Pero las dos son un desastre por la noche, cuando la carencia de estabilizador se nota más. Falta detalle y las fotos salen movidas:

Foto: MatĂ­as S. Zavia

Advertisement

Foto: MatĂ­as S. Zavia
Foto: MatĂ­as S. Zavia

Advertisement

Foto: MatĂ­as S. Zavia

La tercera cámara es en realidad un sensor de profundidad que permite desenfocar el fondo y ajustar el efecto bokeh:

Foto: MatĂ­as S. Zavia

Advertisement

Siempre que la escena no sea muy complicada:

Foto: MatĂ­as S. Zavia

Advertisement

En general, me gustan las decisiones que toma Samsung para el procesado de las fotos. Su tendencia a sobreexponer escenas y saturar colores hace que las imágenes con cielo azul se vean espectaculares. Los problemas aparecen cuando esa tendencia se traslada a la noche. La obsesión por iluminar las fotos, acompañada de una reducción agresiva del ruido, hacen que se pierdan demasiados detalles en la piel y las texturas cuando escasea la luz.

El Galaxy A70 cuenta con un optimizador de escenas basado en aprendizaje automático que ajusta la exposición y el balance de blancos cuando detecta qué tipo de foto estás haciendo. No lo he encontrado tan útil como el detector de imperfecciones, que te avisa cuando la lente está sucia, la foto ha salido desenfocada o alguien ha parpadeado durante la captura.

Advertisement

Rendimiento

Foto: MatĂ­as S. Zavia

Advertisement

El Snapdragon 675 es un procesador potente, a pesar de estar situado en la gama media de Qualcomm. Acompañado de 6 GB de RAM, te permite jugar a juegos como PUBG Mobile o el típico Asphalt sin inconvenientes. Esto se traduce en un teléfono rápido, que abre aplicaciones sin pestañear. Pero hay dos detalles que empañan ligeramente la experiencia que ofrece este A70.

El primero es el desbloqueo, más lento o con mayor tendencia al fallo que el de otros teléfonos. El segundo es Bixby, el asistente virtual de Samsung. Es fácil abrir Bixby Home por accidente, y entonces el teléfono se ralentiza cargando un montón de sugerencias de aplicaciones, juegos, lugares cercanos y noticias que no te interesan. Bixby Vision también se activa con demasiada facilidad en la aplicación de cámara. Es el Google Lens de Samsung, una extensión que busca artículos, escanea tarjetas de visita o traduce documentos, pero que el 99% de las veces activas sin querer, ralentizando la aplicación de cámara antes de que te des cuenta.

Advertisement

Interfaz

Foto: MatĂ­as S. Zavia

Advertisement

Si te olvidas de todo eso, la última versión de One UI es excelente. Después del choque inicial de ver esos gigantescos iconos en el escritorio (puedes cambiarles el tamaño en los ajustes) queda patente el trabajo de simplificación que ha hecho Samsung tras hacernos sufrir durante años con TouchWiz. One UI es una interfaz limpia, bien ordenada y cómoda. Además viene con un modo noche propio que oscurece hasta el fondo de sitios web como Gizmodo. No tiene mucho que envidiarle al Android de los Pixel.

BaterĂ­a

Pero lo mejor del Galaxy A70 es su batería. Una bestia de 4500 mAh que en nuestro caso aguantó días exigentes llegando a la noche con un 15% de carga. Nada impide que, con un uso moderado, el teléfono aguante dos días.

Advertisement

Y si lo que te preocupa es quedarte sin carga a mitad del segundo día, el A70 soporta Quick Charge 4 y viene con un cargador de 25 W que es más rápido que el del Galaxy S10. Más rápido que el de cualquier otro Samsung.

Puertos

El Galaxy A70 compensa un altavoz bastante mediocre con una toma de audio de 3,5 mm. Además, viene con una bandeja para dos nanoSIM y tarjetas microSD de hasta 512 GB. El puerto de carga es USB 2.0 tipo C.

Advertisement

En resumen

Foto: MatĂ­as S. Zavia

Advertisement

  • Tiene un diseño funcional con el añadido de los reflejos de arcoĂ­ris.
  • El lector de huellas en pantalla es más lento que el de la competencia y tiende a fallar si no colocas perfectamente el dedo.
  • La estupenda cámara de selfies y la versatilidad de la ultra gran angular no compensan un rendimiento mediocre cuando escasea la luz.
  • Más rápido que los gama media de Samsung de años anteriores.
  • Bixby molesta más de lo que ayuda.
  • La Ăşltima versiĂłn de One UI es fantástica.
  • Este es el telĂ©fono que buscas si quieres una gran baterĂ­a y carga ultrarrápida en un dispositivo equilibrado y con una buena pantalla. El mejor gama media de Samsung en mucho tiempo.

Advertisement

El Samsung Galaxy A70 está a la venta en Amazon.es por 357 euros o en Amazon.com por 384 dólares. También tienes el Galaxy A50, más pequeño, algo más lento y sin NFC, pero con el mismo diseño, por 310 euros ($277).