Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
El nuevo Galaxy Book Flex
 Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
El nuevo Galaxy Book Flex
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Estos dos últimos años ha dado la sensación de que Samsung se ha dejado llevar. O Al menos en lo que respecta a sus portátiles. No es que ninguno de ellos haya sido especialmente horrible, pero aparte de un par de Chromebooks, tampoco ha hecho nada que destacase realmente. Una gran parte de los problemas de los ordenadores de Samsung han sido su falta de identidad. Pero en 2020, uno de los objetivos de Samsung era mejorar ésto, y después de probar el nuevo Galaxy Book Flex, parece que Samsung ha hecho un examen de conciencia y ha descubierto finalmente una fórmula simple pero resultona. Ha cogido una gran pantalla, un diseño elegante, buenas especificaciones y un poco de su experiencia y listo, Samsung ha creado su mejor ordenador portátil en años.

Advertisement

Este modelo está disponible en dos variantes de 13 y 15 pulgadas, que cuestan 1350 y 1400 dólares, respectivamente (yo probé el modelo de 13 pulgadas). El Galaxy Book Flex es el hermano premium del Galaxy Chromebook (1000 dólares). Ambos ordenadores tienen diseños similares, que incluyen un elegante chasis de aluminio con líneas estilizadas, acabados oscuros y un S Pen incorporado. La principal diferencia es que el Galaxy Book Flex viene en un encantador tono azul (en vez del rojo o gris del Galaxy Chromebook) y ejecuta Windows 10 en lugar de Chrome OS.

El tono azulado de este portátil es una delicia.
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
El tono azulado de este portátil es una delicia.
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Advertisement

Esta última es una distinción importante, porque aunque Chrome OS puede estar bien para estudiantes o para hacer tareas cotidianas como navegar por Internet, la limitada compatibilidad con el software de Chrome OS hace que los Chromebook aún puedan ser algo restrictivos a la hora de trabajar con ellos. Y cuando combinas Windows 10 con especificaciones superiores como una CPU i7-1065G7 más rápida o el doble de almacenamiento base (512 GB en lugar de 256 GB), eso hace que, a pesar de costar entre 300 y 400 dólares más que su hermano pequeño, el Galaxy Book Flex parezca una mejor inversión.

Advertisement

Pero aún más importante que la elección de este otro sistema operativo, es lo que hizo Samsung para diferenciar el Galaxy Book Flex de otros portátiles ultraligeros. Gracias a su experiencia en el sector de los televisores, Samsung afirma que el Galaxy Book Flex es el primer portátil del mundo con una pantalla QLED. En comparación con una pantalla LCD estándar, la pantalla del Galaxy Book Flex se ve increíblemente vibrante al mismo tiempo que derrocha brillo, alcanzando un pico de 597 nits en nuestras pruebas. Eso es casi un 40% más brillante que lo que vimos en el nuevo XPS 13.

Una cosa que desearía que Samsung mejorara es el tamaño del marco inferior (o superior en esta foto) del Galaxy Book Flex, ya que es significativamente más grande que lo que podríamos ver en un XPS 13.
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Una cosa que desearía que Samsung mejorara es el tamaño del marco inferior (o superior en esta foto) del Galaxy Book Flex, ya que es significativamente más grande que lo que podríamos ver en un XPS 13.
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Advertisement

Dicho esto, para que la pantalla brille tanto, deberás habilitar el modo para exteriores dedicado del Galaxy Book Flex (que se activa fácilmente mediante las teclas de función del portátil), que hace que cambie ligeramente el perfil de color del Galaxy Book. Pero a cambio, tendrás la oportunidad de poder trabajar al aire libre y aún así poder leer con facilidad tu pantalla, lo que dadas las circunstancias actuales, se siente como un verdadero lujo. (Eso sí, trata de mantener la distancia de seguridad siempre que sea necesario).

El S Pen de Samsung (que tiene su propia ranura para guardarlo incorporada en el portátil) es un buen añadido al Galaxy Book Flex, ya que te permite escribir rápidamente una nota, sacar una captura de pantalla y más cosas, que es algo que muchos otros portátiles convencionales como el XPS 13 o el MacBook Pro 13 no pueden hacer. Sí, se que probablemente no vayas a crear tu obra maestra con el S-Pen, ya que sus pequeñas dimensiones y la falta de opciones personalizables hacen que el Surface Pro 7 sea una mejor opción para todos aquellos creativos de alto standing. Pero está bien tener un lápiz óptico incluido, y gracias a su bisagra de 360 ​​grados, el Galaxy Book Flex se adapta fácilmente a una amplia gama de situaciones.

Advertisement

El Galaxy Book Flex también tiene una duración de batería más que satisfactoria, ya que aguantó 11 horas y 8 minutos en nuestra prueba de vídeo. Eso es una hora más que el XPS 13 (9:59) y dos horas más que un 2 en 1 de rango medio similar aunque menos costoso como el Lenovo Yoga C740 (8:45).

Advertisement

Samsung también lanzó un par de extras interesantes, como un lector de huellas digitales incorporado que funciona con Windows Hello para iniciar sesión de forma sencilla y un touchpad que puede actuar como cargador inalámbrico. Eso significa que si deseas cargar tu teléfono, puedes seleccionar una opción desde el panel de notificaciones de Windows 10, pegar tu teléfono al panel táctil, y listo.

El inconveniente es que no puedes usar el panel táctil mientras lo usas como cargador inalámbrico, porque incluso aunque tu teléfono no estuviese en medio, el panel táctil se desactiva.

Advertisement
Construir una base de carga en el touchpad es un movimiento inteligente, pero te impedirá usarlo mientras tanto.
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Construir una base de carga en el touchpad es un movimiento inteligente, pero te impedirá usarlo mientras tanto.
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Y en lo que respecta a las posibles quejas sobre el Galaxy Book Flex, realmente no hay muchas que comentar. Algunos pueden encontrar las teclas poco profundas y algo desagradables, pero Samsung hace hecho un buen trabajo dándoles una sensación algo rígida y dinámica. Otros pueden encontrar algo molesto que solo haya puertos USB-C (dos de los cuales admiten Thunderbolt 3) en el portátil, aunque Samsung también lo ha tratado de solventar incluyendo un puerto USB-C a USB-A de forma gratuita con el ordenador. Y aunque el Galaxy Book Flex viene con un lector de tarjetas microSD, es una de esas bandejas extraíbles como las de los smartphones en la que necesitarás algo afilado para expulsarla, por lo que si tienes que usarla habitualmente puede ser un engorro. Pero como he dicho, estos son problemas menores.

Advertisement

Hablando de gráficos, la GPU integrada Iris Plus del Galaxy Book Flex no está pensada realmente para jugar o para cosas como edición de vídeo. Sin embargo, si no te importa modificar un poco los gráficos, puedes disfrutar de títulos menos exigentes como Overwatch o League of Legends sin mucho problema.

Honestamente, el mayor inconveniente del Galaxy Book Flex podría ser su falta de opciones a la hora de configurarlo. Su CPU Core i7, sus 8 GB de RAM (o 12 GB en el modelo de 15 pulgadas) y 512 GB pueden salir bien parados si los comparamos con un XPS 13 de especificaciones similares, pero no tiene la capacidad de mejorar a una pantalla 4K, un SSD más grande o más RAM.

Advertisement
Las líneas afiladas del portátil pueden no convencer a todo el mundo.
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Las líneas afiladas del portátil pueden no convencer a todo el mundo.
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Aunque puede haber llevado a Samsung algo más de tiempo crear una nueva identidad para sus portátiles, el Galaxy Book Flex marcará un nuevo capítulo sin duda en este apartado para la compañía. Tiene un diseño simple pero excelente, una pantalla genial y un puñado de extras que resultan útiles y que ayudan a darle algo más de personalidad. Y aunque sus limitadas opciones de configuración hacen que no sea una alternativa ideal para algo como un XPS 13 o un XPS 15, para las personas que busquen algo un poco más elegante, el Galaxy Book Flex es una buena alternativa.

Advertisement

En resumen

  • No puedes usar el panel táctil mientras se usa como cargador inalámbrico, por lo que probablemente sea mejor que conectes tu teléfono por cable si quieres cargarlo mientras trabajas.
  • Aunque a mi no me molestaron, algunas personas pueden encontrar que las líneas del Galaxy Book Flex sean demasiado afiladas.
  • El Galaxy Book Flex no tiene ningún puerto USB tipo A, aunque Samsung incluye un adaptador USB-C a USB-A con él.
  • Samsung incluye un lector de huellas digitales incorporado para el inicio de sesión biométrico de Windows Hello, pero sin cámaras IR no podrá usar el reconocimiento facial.
  • No hay muchas opciones de configuración para el Galaxy Book Flex, ya que los sistemas de 13 y 15 pulgadas tienen la misma CPU i7, la misma resolución de pantalla Full HD y un SSD de 512 GB.

Share This Story

Get our newsletter