Las islas √Ābaco y Gran Bahama fueron azotadas este fin de semana por el hurac√°n Dorian cuando se encontraba en su m√°xima intensidad. Los vientos de 298 km/h y una fuerte tormenta destruyeron o da√Īaron alrededor de 13.000 hogares. Se ha confirmado la muerte de siete personas, pero se espera que el n√ļmero de fallecidos aumente.

Los biomas aut√≥ctonos de la isla tambi√©n fueron da√Īados por la tormenta. Los pinares de las Bahamas sirven de hogar para varias especies de inter√©s para la conservaci√≥n, como el trepador azul de Bahama, que est√° en peligro cr√≠tico de extinci√≥n. Los expertos temen que tanto los humanos como los ecosistemas que sobrevivieron a la tormenta puedan tardar d√©cadas en recuperarse.

Advertisement

‚ÄúObviamente es un desastre humanitario para las personas que viven en estas islas del norte. El alcance a√ļn se desconoce, pero esperamos que la ayuda m√©dica y de infraestructura internacional llegue r√°pida y generosamente‚ÄĚ, dijo a Earther Diana Bell, profesora de biolog√≠a de la conservaci√≥n de la Universidad de East Anglia en el Reino Unido. ‚ÄúEs muy probable que tambi√©n haya sido un desastre ecol√≥gico que afecte a √°reas ya fragmentadas del bosque de pinos del Caribe que soporta la avifauna end√©mica‚ÄĚ.

Los pinares son una regi√≥n de bosques de con√≠feras que cubren un √°rea m√°s peque√Īa que Rhode Island en las Bahamas, as√≠ como en las islas Turcas y Caicos. El ecosistema es especialmente predominante en la isla Gran Bahama. La deforestaci√≥n por desarrollo ya hab√≠a amenazado antes el bosque, y el agua salada de las mareas provocadas por tormentas puede acabar matando a los pinos. Gran parte de la isla todav√≠a est√° bajo agua, y las primeras im√°genes muestran que muchas de las copas de los √°rboles han quedado destrozadas.

De los animales afectados por la tormenta, los cient√≠ficos temen especialmente por el trepador de Bahama. Una encuesta de 2004 estim√≥ que la poblaci√≥n de estas aves era de alrededor de 1800 espec√≠menes. Una serie de huracanes redujo su poblaci√≥n a 23, seg√ļn una encuesta de 2007. El hurac√°n Matthew en 2016 redujo a√ļn m√°s la poblaci√≥n, y una b√ļsqueda exhaustiva en 2018 document√≥ tan solo dos espec√≠menes.

Dorian pudo haber sido el clavo en el ata√ļd de la especie debido a la deforestaci√≥n, los fuertes vientos y las inundaciones de agua salada de las tormentas que siguen matando los √°rboles del bosque.

Advertisement

El trepador azul de Bahama es solo una de las especies, tanto endémicas como de otro tipo, que dependen del hábitat del pinar. Los científicos también se preocupan por el destino de la curruca de Bahama, así como por la famosa curruca de Kirtland, que pasa sus inviernos en estos pinos.

Seg√ļn la Evaluaci√≥n Nacional del Clima m√°s reciente, los cient√≠ficos esperan que las temperaturas m√°s c√°lidas de los oc√©anos y los niveles m√°s altos del mar debido al cambio clim√°tico fortalezcan los huracanes en el Atl√°ntico y el Caribe. Otra investigaci√≥n reciente indica que los huracanes se est√°n desacelerando, lo que produce impactos m√°s devastadores si esto sucede sobre tierra.

Advertisement

Aunque el v√≠nculo con el cambio clim√°tico a√ļn se investiga, tormentas m√°s poderosas que persisten durante m√°s tiempo podr√≠an significar un desastre tanto para las personas como para las especies end√©micas de las islas.