Encuentran el caso m√°s antiguo de caspa en un f√≥sil de dinosaurio de hace 125 millones de a√Īos

A todos los p√°jaros y mam√≠feros modernos se les descama la piel en diminutos copos epid√©rmicos que llamamos ‚Äúcaspa‚ÄĚ, pero un equipo de paleont√≥logos del Colegio Universitario de Cork acaba de descubrir el caso m√°s antiguo de caspa en un dinosaurio con plumas que vagaba por China hace 125 millones de a√Īos.

Todas las aves de Norteamérica reunidas en una sola imagen espectacular

Bajo el descriptivo título de Birds of North America, el siguiente póster hará las delicias de los amantes a las aves o los fanáticos de los datos. Se trata de una ilustración donde se muestran todas y cada una de las aves que se pueden encontrar en Norteamérica. Una verdadera joya de los chicos de Pop Chart Lab.

Investigadores descubren qu√© hace posible que los p√°jaros puedan ‚Äúver‚ÄĚ los campos magn√©ticos de la Tierra

Durante mucho tiempo, el misterio en torno a la ‚Äúbr√ļjula‚ÄĚ que guiaba a los p√°jaros no acababa de resolverse. Se dec√≠a que su pico pod√≠a poseer esa br√ļjula que les permite ‚Äúver‚ÄĚ los campos magn√©ticos de la Tierra. Resulta que no. Todo se debe a una prote√≠na reci√©n descubierta en sus ojos.

Este p√°jaro ha evolucionado con un plumaje tan negro que puede absorber el 99,95% de la luz

‚ÄúEs como un agujero negro‚ÄĚ, pens√≥ Richard Prum cuando vio por primera vez un esp√©cimen de ave del para√≠so en la estanter√≠a de un museo. El plumaje de aquel p√°jaro era tan negro que lo absorb√≠a todo, y Prum se dio cuenta de que no pod√≠a ser solo por un pigmento; ten√≠a que haber algo m√°s. Ahora, el cient√≠fico de Yale y‚Ķ

Las aves rapaces en Australia han aprendido a provocar incendios para sacar a sus presas de las madrigueras

Los aborígenes australianos llevan siglos contando historias de los pájaros de fuego que provocan incendios en las vastas llanuras del continente. Un equipo de biólogos acaba de confirmar lo que hasta ahora se tenía por simple leyenda. Hay aves de presa que provocan incendios y además lo hacen para matar.

Un barrio rico en Bristol llena todos los √°rboles de pinchos de metal para que las cacas de los p√°jaros no destrocen la pintura de sus coches de lujo

Las herramientas para ahuyentar pájaros tienen sentido en los edificios. Se evitan ruidos durante el descanso, o incluso la propagación de enfermedades. Otra cosa muy distinta es colocar pinchos en los árboles para que la naturaleza no siga su curso y tu coche se mantenga impoluto.

Adem√°s de tener plumas, los dinosaurios correteaban como los p√°jaros actuales

Hasta ahora no sab√≠amos mucho sobre los andares de los dinosaurios, pero un nuevo estudio publicado en Journal of the Royal Society Interface sugiere que ten√≠an mucho en com√ļn con algunas aves modernas. La investigaci√≥n se enfoc√≥ en los ter√≥podos como el Tyrannosaurus rex, que se mov√≠a sobre sus patas traseras.

Esto es lo que pasa cuando grabas un p√°jaro y sus alas se sincronizan con la tasa de fotogramas de la c√°mara

¬ŅEs un p√°jaro? ¬ŅEs un avi√≥n? ¬ŅEs una marioneta colgando de un hilo? ¬ŅUn nuevo sistema de despegue en vertical como el de los Harrier? En este caso la respuesta correcta es la primera, pero la casualidad y la tasa de fotogramas ha querido que el v√≠deo se convierta en una sensaci√≥n viral.

Los cient√≠ficos est√°n fascinados con esta cacat√ļa que fabrica herramientas de distintos materiales

Si pensabas que el hombre era el √ļnico animal capaz de fabricar herramientas, mira este v√≠deo. Investigadores de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena y sus hom√≥logos de Oxford demostraron que las cacat√ļas son capaces de resolver un mismo problema fabricando herramientas a partir de distintos materiales.

No es Photoshop: por qué la cara de este colibrí parece un diminuto pulpo brillante

Lo que dicen de la primavera en el refranero es v√°lido tambi√©n en el mundo animal. Cuando llega la estaci√≥n de las flores, el colibr√≠ de Costa emprende una incansable b√ļsqueda de pareja para formar un nido. Durante la tarea del cortejo, el macho puede convertirse en un diminuto pulpo brillante.

Una paloma recorre 20 kilómetros de autopista adelantando a 100 por hora

No todos los d√≠as te adelanta una paloma a 100 kil√≥metros por hora ‚ÄĒy encima por la derecha. Este p√°jaro recorri√≥ los 20 kil√≥metros que separan √Āmsterdam de Utrecht como lo habr√≠a hecho cualquier holand√©s: por la autopista A2. Podr√≠an estar col√°ndonos un fake, pero lo que vemos es cient√≠ficamente posible.

El vuelo del colibrí es todavía más impresionante cuando entiendes cómo se guía

¬ŅC√≥mo puede un p√°jaro que alcanza los 90 km/h realizar cambios de rumbo casi inmediatos para evitar chocarse con las ramas de un √°rbol? Un equipo de bi√≥logos ha resuelto el misterio del vuelo del colibr√≠. Los resultados podr√≠an ser √ļtiles para el desarrollo de nuevos sistemas de navegaci√≥n.

Mira cómo migran 118 especies de aves en esta animación del continente americano

Bas√°ndose en millones de observaciones, los cient√≠ficos del Laboratorio Cornell de Ornitolog√≠a de Nueva York han conseguido documentar las migraciones de 118 especies de aves durante todo un a√Īo, por todo el continente americano. Ahora podemos ver los resultados en una animaci√≥n sin precedentes.