Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

El hype era justificado. Los auriculares Nothing suenan extremadamente bien

Los Nothing Ear (1) ofrecen prestaciones premium a un precio contenido de 99 euros

By
We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado El hype era justificado. Los auriculares Nothing suenan extremadamente bien
Foto: Andrew Liszewski - Gizmodo

El Co-fundador de OnePlus, Carl Pei, ha tomado un camino muy similar al que tomó con OnePlus para su nueva compañía, que se llama Nothing. Su primer producto, los auriculares Ear (1) ofrecen lo mismo que los móviles OnePlus usaron para hacer cundir el hype: prestaciones de gama alta a un precio competitivo.

En los últimos años, el mercado de los auriculares inalámbricos ha explotado de tal manera que puede hacerte con un par con una calidad razonable por solo 25 dólares. El precio, por supuesto, implica sacrificar todas las características que han hecho que estos dispositivos se popularicen tanto en primer lugar. Si quieres funciones premium como una buena duración de la batería, un sonido excelente, carga inalámbrica y cancelación de ruido activa vas a tener que pagar precio premium. Los Master & Dynamic MWo8 Sport, que se cuentan entre los mejores modelos que puedes comprar, cuestan 350 euros. Los Sony WF-1000XM4, que tienen la mejor cancelación de ruido activa que vas a a encontrar, cuestan 280 euros. Unos Jabra excelentes como los Elite Active 75t cuestan 200 euros.

Es mucho dinero para invertir en un dispositivo que muchos perdemos con tanta facilidad. Por eso los Ear (1) son tan interesantes pese a que no hacen nada que no hagan los demás audífonos de gama alta: cuestan 99 euros.

Advertisement

Diseño inspirado en los 90 pero con tamaño contenido

Con un tamaño tan pequeño y una función tan específica (meterse en la oreja) no hay mucho espacio para la innovación en el diseño externo y al final casi todos los auriculares internos inalámbricos lucen igual. En este sentido hay que reconocer a Nothing el mérito de haber dado con un diseño muy diferenciador que usa plástico transparente para mostrar algunos de los componentes internos tanto en los audífonos como en su estuche de carga

Advertisement
El diseño transparente logra diferenciarse del resto.
El diseño transparente logra diferenciarse del resto.
Foto: Andrew Liszewski - Gizmodo

Si creciste en los 90 o los 90 probablemente recuerdes algunos dispositivos que también usaban partes transparentes. Aunque aún sigue siendo una pequeña excentricidad, lo cierto es que Nothing consigue que funcione a nivel estético.

Advertisement

Auriculares con palito

Actualmente hay dos tipos generales de diseño en auriculares inalámbricos. El primero es el de marcas como Jabra que condensa toda la electrónica en una pieza un poco más grande. El segundo estilo, popularizado por Apple, consiste en meter parte de esa electrónica en una especie de palito que surge del auricular hacia abajo y que parece un poco como si a unos auriculares clásicos les hubieses cortado el cable. Los Air (1) beben de este segundo estilo.

Advertisement
El diseño y la forma recuerda mucho a la de los AirPods Pro (derecha).
El diseño y la forma recuerda mucho a la de los AirPods Pro (derecha).
Foto: Andrew Liszewski - Gizmodo

Personalmente creo que el dichoso palito ayuda a equilibrar el peso para que los auriculares no se caigan. Los Ear (1) vienen con unas puntas de silicona en tres tamaños que más o menos son suficientes como para que los audífonos queden estables en la mayor parte de pabellones auditivos.

Advertisement

Los controles son muy fáciles de usar y se basan en toques suaves en el tallo de cada auricular. El volumen se ajusta deslizando el dedo arriba y abajo por el palito y aunque no permite un ajuste muy fino, funciona bastante bien.

La superficie táctil para controlar los Air (1) está en el tallo.
La superficie táctil para controlar los Air (1) está en el tallo.
Foto: Andrew Liszewski - Gizmodo
Advertisement

En realidad no hay mucho en los Ear (1) que pueda disgustar. Nothing ha jugado muy a lo seguro con su debut. Uno de los inconvenientes más llamativos es que el estuche de carga es bastante grande. Es cuadrado y recuerda un poco al estuche que traían los auriculares del iPhone hace tiempo. El estuche ofrece 34 horas de autonomía total, que está muy bien, pero podía haber sido más compacto.

Advertisement

Dicho esto, lo cierto es que la carcasa transparente le sienta bien al estuche. Unos puntos de diferentes colores hacen también que meter cada audífono en su cama de carga correcta sea muy fácil. No será la primera vez que dejas los auriculares en la mesa, olvidas cuál es cuál y acabas teniendo que probar para ver dónde va cada uno.

El estuche se carga mediante USB-C, pero no soporta carga inalámbrica. De todos modos esa es una función realmente rara en auriculares de este precio. Nada que objetar con su ausencia.

Advertisement

Una aplicación con muchos trucos bajo la manga

Una cosa que no siempre se ve (y cuando se ve no es que tenga mucha calidad) en los auriculares inalámbricos es una aplicación móvil para gestionarlos. La de los Air (1) ofrece control cobre los modos ANC, tres modos de ecualización, y la posibilidad de configurar al gusto lo que hacen los toques en el auricular.

Advertisement
La mejor función de la aplicación es la de encontrar los auriculares.
La mejor función de la aplicación es la de encontrar los auriculares.
Foto: Andrew Liszewski - Gizmodo

Una función que no suele ser tan habitual es la de encontrar auriculares. Funciona haciendo que estos emitan un tono agudo al activarla para que sean más fáciles de encontrar. No es una alerta muy potente (son auriculares, no altavoces), pero hace que encontrar un audífono perdido sea algo más fácil si estás en la misma habitación que él.

Advertisement

Sonido y cancelación de ruido sólidos

Si hay una cosa que siempre miro en auriculares es el tamaño de los altavoces internos, que al fin y al cabo es una medida bastante buena de la calidad de sonido que puedes esperar de ellos. Cuanto más grande es el altavoz, más aire desplaza. Me sorprendió descubrir que los Air (1) tienen unos altavoces internos de 11mm como los de los Master & Dynamic MWo8 (mis favoritos hasta la fecha). ¿Significa eso que suenan igual de bien? No del todo. Les falta un poquito de pegada en los bajos en cancines como el Tropic Remix de Ily, de Sound Mesa.

Advertisement

Es curioso que el sonido de los Air (1) está afinado un poco en exceso hacia los agudos. En pistas como Tune for Jack, de Lemon Jelly las panderetas y los agudos se escuchan demasiado, pero no es algo malo. Probablemente sea cuestión de gustos. Probablemente si esperas unos graves potentes tenags que irte a unos audífonos de gama más alta.

El sistema de cancelación de ruido activa es bueno y muy agresivo para con las frecuencias bajas como el sonido de un avión despegando. No lo es tanto con las frecuencias altas como la gente hablando, que siguen siendo apreciables. Si la cancelación de ruido sigue siendo importante para ti quizá sean mejor alternativa unos Sony. Con todo, los micrófonos en el exterior de los Air (1) proporcionan una excelente calidad de llamadas. La mayor parte de gente a la que llamé no fue capaz de distinguir si les llamaba desde unos auriculares o desde el propio móvil.

Advertisement

Los mejores auriculares asequibles

Teniendo en cuenta sus funciones y su calidad, Nothing pefectamente podría haber cobrado 200 euros por estos auriculares. Incluso a 150 serían una buena alternativa a los omnipresentes AirPods y a marcas establecidas. Con ese precio de 99 euros perfectamente podemos estar ante los mejores auriculares asequibles del mercado ahora mismo y una muy cercana a los excelentes Sennheiser CX True Wireless. Si Nothing logra meter presión para que otras marcas saquen propuestas similares a este precio vamos a salir todos ganando.