Tiangong–1, la primera estación espacial experimental de China, caerá a la Tierra y se desintegrará en la atmósfera casi por completo en cuestión de semanas, según ha anunciado la Agencia Espacial Europea (ESA).

Advertisement

El laboratorio espacial Tiangong–1 fue lanzado al espacio el 29 de septiembre de 2011 desde el centro de lanzamiento de satélites de Jiuquan, en China, a bordo de un cohete chino Long March 2F (mismo usado para poner en órbita las naves espaciales Shenzhou). Tiangong–1 tiene una longitud de 10,4 metros, un diámetro de 3,3 metros y un peso de 8,5 toneladas.

En marzo de 2016 la oficina de ingeniería espacial china anunció que la misión del laboratorio espacial había finalizado. Desde entonces, se esperaba que a inicios de 2018 cayera a la Tierra para desintegrarse en la atmósfera, y ahora la ESA estima que eso sucederá entre el próximo 24 de marzo y 19 de abril. Los cálculos de la agencia espacial indican que su entrada en la atmósfera será “en cualquier lugar entre los 43 grados norte y los 43 grados sur”, y algunos restos podrían no desintegrarse por completo. La ESA advierte que no se podrá conocer el lugar exacto de su entrada hasta días o incluso horas antes de que suceda.

China espera tener lista su nueva estación espacial tripulada para la próxima década. [vía Space]