¬ŅCu√°l es el castigo por marcar tus iniciales en los h√≠gados de otros? Esa pregunta radical, y antes impensable, por fin tiene respuesta. El doctor Simon Bramhall, que grab√≥ sus iniciales en los h√≠gados de por lo menos dos pacientes, tendr√° que pagar una multa de poco m√°s de $13.700 y realizar 120 horas de servicio a la comunidad por su crimen.

Advertisement

El caso se remonta al a√Īo 2013 cuando un m√©dico del Hospital Queen Elizabeth (Birmingham) estaba realizando una cirug√≠a en un paciente. El m√©dico se dio cuenta de hab√≠a algo raro en el h√≠gado del paciente, algo que parec√≠a ser las iniciales ‚ÄúSB‚ÄĚ. La atenci√≥n se centr√≥ en Bramhall, que hab√≠a operado anteriormente al paciente. Bramhall se declar√≥ culpable de acoso en diciembre.

Seg√ļn el Hospital Queen Elizabeth, las acciones de Bramhall no tuvieron impacto alguno en los resultados de sus operaciones. El doctor dej√≥ su puesto en el hospital en 2014 y declar√≥ que sus acciones hab√≠an sido un error.

Para grabar las letras, Bramhall utiliz√≥ un l√°ser de gas arg√≥n coagulador durante el trasplante de h√≠gados. El l√°ser se utiliza para evitar hemorragias y resalta el √°rea en la que los m√©dicos deben de trabajar. En uno de las ocasiones, una enfermera que presenci√≥ las acciones de Bramhall le pregunt√≥ que ocurr√≠a. El doctor contest√≥: ‚ÄúEs algo que hago‚ÄĚ.

Advertisement

El juez del caso, Paul Farrer, afirm√≥ que estaba seguro de que Bramhall no ten√≠a intenci√≥n de causar da√Īo a sus pacientes y que tampoco creer√≠a que resultar√≠an afectados por sus acciones. No obstante, Farrer dijo que lo que hizo Bramhall fue ‚Äúun abuso de su poder y una traici√≥n‚ÄĚ.

‚ÄúLas dos operaciones fueron largas y duras. Yo acepto que en ambas ocasiones estabas cansando y estresado y acepto que esto pudo afectar tu razonamiento‚ÄĚ, declar√≥ Farrer. ‚ÄúEsta conducta naci√≥ de una arrogancia profesional de tal magnitud que se convirti√≥ en comportamiento criminal‚ÄĚ.

Advertisement

[BBC]