Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El médico que grabó sus iniciales en los hígados de sus pacientes tendrá que pagar una multa de $13.700 y hacer servicios comunitarios

¿Cuál es el castigo por marcar tus iniciales en los hígados de otros? Esa pregunta radical, y antes impensable, por fin tiene respuesta. El doctor Simon Bramhall, que grabó sus iniciales en los hígados de por lo menos dos pacientes, tendrá que pagar una multa de poco más de $13.700 y realizar 120 horas de servicio a la comunidad por su crimen.

Advertisement

El caso se remonta al año 2013 cuando un médico del Hospital Queen Elizabeth (Birmingham) estaba realizando una cirugía en un paciente. El médico se dio cuenta de había algo raro en el hígado del paciente, algo que parecía ser las iniciales “SB”. La atención se centró en Bramhall, que había operado anteriormente al paciente. Bramhall se declaró culpable de acoso en diciembre.

Según el Hospital Queen Elizabeth, las acciones de Bramhall no tuvieron impacto alguno en los resultados de sus operaciones. El doctor dejó su puesto en el hospital en 2014 y declaró que sus acciones habían sido un error.

Para grabar las letras, Bramhall utilizó un láser de gas argón coagulador durante el trasplante de hígados. El láser se utiliza para evitar hemorragias y resalta el área en la que los médicos deben de trabajar. En uno de las ocasiones, una enfermera que presenció las acciones de Bramhall le preguntó que ocurría. El doctor contestó: “Es algo que hago”.

Advertisement

El juez del caso, Paul Farrer, afirmó que estaba seguro de que Bramhall no tenía intención de causar daño a sus pacientes y que tampoco creería que resultarían afectados por sus acciones. No obstante, Farrer dijo que lo que hizo Bramhall fue “un abuso de su poder y una traición”.

“Las dos operaciones fueron largas y duras. Yo acepto que en ambas ocasiones estabas cansando y estresado y acepto que esto pudo afectar tu razonamiento”, declaró Farrer. “Esta conducta nació de una arrogancia profesional de tal magnitud que se convirtió en comportamiento criminal”.

Advertisement

[BBC]

Share This Story