Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El misterioso Planeta 9 puede ser algo aún más interesante que un planeta: un colosal anillo

Recreación artística de un cinturón de asteroides
Imagen: NASA / JPL

Hay algo raro en los confines del Sistema Solar. Algo lo bastante grande com para alterar la órbita de los asteroides que flotan mas allá de Neptuno, en el cinturón de Kuiper. Existe la hipótesis de que ese objeto es un planeta, pero nuevos cálculos ofrecen una hipótesis aún mejor. Es un anillo.

Los astrónomos llevan décadas intentando encontrar al esquivo planeta 9 (Planeta X si contamos a Plutón) sin éxito. ¿Cómo es posible que podamos detectar exoplanetas a cientos de años luz y no un planeta en las afueras de nuestro propio Sistema Solar. La respuesta es que en esa zona de nuestro vecindario hay muy poca luz y es bastante complejo encontrar algo que para empezar ni siquiera sabemos donde está ni tenemos forma de detectarlo directamente.

Advertisement

La fiebre por la búsqueda del Planeta 9 se intensificó en 2016. Ese año, dos astrónomos de Caltech descubrieron que había una serie de objetos transneptunianos (TNO por sus siglas en inglés) cuya órbita estaba inclinada 30 grados respecto a la de todos los demás. Esa desviación se puede explicar con la presencia de un objeto con la suficiente masa como para causar esa desviación. El problema es que no hemos encontrado más pruebas de ese objeto. A día de hoy sigue siendo una hipótesis válida, pero solo eso.

Ahora, dos astrónomos de las Universidades de Cambridge y Beirut han dado con otra hipótesis tan plausible como la del planeta 9, e incluso más intrigante. Según Antranik Sefilian y Jihad Touma, la perturbación registrada en algunos objetos transneptunianos se debe a un cúmulo de objetos cuya masa combinada es suficiente como para causar esa alteración. En otras palabras, el Sistema Solar tiene un anillo. Sefilian explica:

Si eliminas el planeta 9 del modelo e introduces muchos objetos pequeños dispersos en un área amplia, las atracciones colectivas entre esos objetos podrían explicar las órbitas excéntricas que vemos en algunos TNO.

Advertisement

Por supuesto, hay pegas a esta hipótesis. El astrónomo de Caltech Mike Brown, uno de los mas firmes defensores de la hipótesis del planeta 9, explica que un anillo de esas características no puede mantenerse durante miles de millones de años. Usando el mismo razonamiento que usan los detractores del planeta 9 Brown cree que un anillo de esas características sería más fácil de localizar que el mencionado planeta, y aún no se ha descubierto. De momento, y hasta que obtengamos más información, ambas teorías son igual de válidas. [Astronomical Journal vía Motherboard]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key