Llevamos a√Īos pensando en la idea de un ‚ÄúNetflix de los videojuegos‚ÄĚ, una plataforma que, por un pago mensual, nos permita acceder a todos los juegos que queramos en cualquier plataforma, sea una consola o un tel√©fono. Pareciera que no nos dimos cuenta que el Netflix de los videojuegos existe y funciona, aunque todav√≠a no est√° listo para ofrecernos todo lo que esperamos de √©l.

Hoy en d√≠a existen varios servicios que, pagando una suscripci√≥n, ofrecen la posibilidad de acceder a cat√°logos con cientos de juegos en las dos consolas mas fuertes en el mercado actual: Xbox One y PlayStation 4. Dos de ellas son Xbox Game Pass y PlayStation Now, y tras uno y cuatro a√Īos de sus lanzamientos, respectivamente, todav√≠a no han tenido tanto impacto en el mercado como merecen, especialmente por lo bien que funcionan.

Tanto Xbox Game Pass como PlayStation Now ofrecen un lote de juegos por un peque√Īo pago mensual. El servicio de Xbox tiene apenas poco m√°s de un a√Īo en el mercado, y ha mantenido la misma propuesta: la posibilidad de descargar juegos y acceder a ellos cuando quieras, sin necesidad de internet. PS Now, en cambio, naci√≥ como una plataforma de juegos en streaming, con todos los retos tecnol√≥gicos que eso conlleva. Afortunadamente, los de Sony ahora tambi√©n permiten descargar los juegos, por lo que se convirtieron de un rival digno del hasta entonces superior Xbox Game Pass.

Imagen: MaxPixel.

Advertisement

Hoy en d√≠a parece que el mercado de los videojuegos apunta al streaming en el futuro, pero a√ļn y cuando se haga realidad, todav√≠a falta mucho tiempo para que est√© listo, seg√ļn me coment√≥ Bernardo Camacho, gerente de Xbox para Latam Growth Markets, cuando convers√© con √©l durante la edici√≥n de 2018 de la Argentina Game Show. Sin embargo, no dej√≥ de mencionar lo revolucionario que tanto √©l como su compa√Ī√≠a consideran a Game Pass. M√°s all√° del autobombo, creo que tiene toda la raz√≥n. Porque, despu√©s de todo, para el consumidor no es lo mismo comprar 10 juegos pagando 60 d√≥lares por cada uno, que pagar 10 d√≥lares mensuales por acceder a cualquiera de ellos.

El mayor reto de estas plataformas es el cat√°logo. Despu√©s de todo, la venta de juegos supone una gran parte de los ingresos de compa√Ī√≠as como Xbox y PlayStation, pero en el caso de los desarrolladores es a√ļn m√°s importante. Convencer a las compa√Ī√≠as encargadas de crear juegos de que ya no necesitan venderlos sino ofrecerlos mediante una suscripci√≥n es, quiz√°s, el mayor reto para estas compa√Ī√≠as. Pero en el caso del consumidor, no dejo de ver beneficios en estas propuestas. En Xbox parece que tambi√©n lo ven as√≠. Seg√ļn Bernardo:

‚ÄúGame Pass... siento que es una revoluci√≥n en la industria, porque plantea el negocio de una manera completamente diferente, haciendo que los jugadores piensen algo como ‚Äėya no voy a ser due√Īo de un juego sino que voy a tener una suscripci√≥n que me abre las puertas a una gran cantidad de contenido‚Äô. Eso hace que tengamos a muchos m√°s jugadores probando muchos m√°s juegos y disfrutando la consola. Significa que tienes m√°s opciones, m√°s entretenimiento a un bajo costo‚ÄĚ.

Advertisement

A simple vista, esta clase de servicios ofrece el acceso a m√°s juegos por un menor precio. S√≠, los juegos ‚Äúno son tuyos‚ÄĚ, pero mientras puedas jugarlos, ¬Ņqu√© importa? Esto puede sonar un sacrilegio a los m√°s puristas, los amantes de coleccionar los juegos con sus cajitas, o para cualquiera que acostumbre a comprar un juego y luego deshacerse de √©l en el mercado de segunda mano, o prestarlo a alg√ļn amigo, pero la realidad es que cada vez consumimos m√°s contenido en formato digital. Hace unos 10 a√Īos o poco m√°s consider√°bamos impensable pagar por m√ļsica de otra forma que no fuera en un CD original; hoy, en cambio, ya casi ni siquiera compramos los √°lbumes en formato digital, en mayor parte consumimos la m√ļsica mediante streaming, lo que nos ha llevado a descubrir nuevos artistas y expandir nuestros gustos con mayor facilidad.

Justamente de eso también me habló Bernardo. Decir que cientos de juegos en estos servicios me hizo recordar a Netflix y la incontable cantidad de tiempo que he perdido paseándome por el catálogo sin decidir qué voy a ver. Esto puede pasar en servicios como Game Pass y PS Now, pero el jefe latino de Xbox asegura que esto también permite que le des oportunidad a juegos que, de otro modo, no te habrías arriesgado a probar.

Advertisement

‚ÄúPor ejemplo, imagina que yo soy un fan√°tico de los shooters, pero en Game Pass tengo disponible algo como Forza Horizon 4. Quiz√°s lo pruebo y me gusta, sin gastar m√°s dinero‚ÄĚ, coment√≥. ‚ÄúEs algo que quiz√°s ni siquiera hubiese comprado, y termin√© descubriendo que me encanta‚ÄĚ. Dicho de otro modo, no es lo mismo comprar un juego que llam√≥ tu atenci√≥n pagando 60 d√≥lares, corriendo el riesgo de que no te guste, a simplemente tenerlo ah√≠ a la mano y sencillamente probarlo. Ese es otro beneficio en el que ni siquiera hab√≠a pensado.

Por supuesto, el hecho de que estos servicios incluyan ‚Äúcientos de juegos‚ÄĚ nos hace pensar que est√°n llenos de t√≠tulos antiguos, que nadie ni se acordaba que existen, y aunque indudablemente los hay, el fuerte de estas plataformas es ofrecer juegos nuevos. En el caso de Game Pass, incluye algunos juegos el mismo d√≠a de su lanzamiento. En el caso de PS Now, el servicio ofrece unos 600 t√≠tulos y poco a poco van ampliando el cat√°logo de juegos modernos.

Advertisement

Atacando la piratería en Latinoamérica

En cuanto al mercado de Latinoam√©rica, esta clase de servicio ataca uno de los mayores problemas de la regi√≥n para la industria: la pirater√≠a. En los d√≠as de PS3 y Xbox 360 la pirater√≠a era rid√≠culamente alta en el continente. Hoy en d√≠a, aunque contin√ļa con fuerza en PC, en el caso¬†de PS4 y Xbox One se ha hecho m√°s dif√≠cil. El problema para los latinos, como consumidores, es que en la regi√≥n los juegos suelen tener precios muy altos, de entre 40% y 80% mas que en Estados Unidos, incluso cuando el poder adquisitivo es mucho menor (en Espa√Īa el precio de los juegos tambi√©n es m√°s alto, pasando de los 60 d√≥lares estadounidenses a 70 euros como est√°ndar).

Advertisement

Seg√ļn Bernardo, Latinoam√©rica es la regi√≥n con el crecimiento m√°s r√°pido de Game Pass, y en gran parte se debe a su precio en la regi√≥n, el cual puede ser incluso inferior al precio en Estados Unidos (por ejemplo, en Chile tiene un costo mensual de 6.990 pesos, que equivale a los mismos 10 d√≥lares, pero en Argentina cuesta 239 pesos, menos de 7 d√≥lares).

Tanto Game Pass como PS Now tienen sus propias ventajas. El servicio de Xbox incluye los juegos propios de la compa√Ī√≠a (Halo, Forza, etc) desde el d√≠a de su lanzamiento, mientras que Now tarda m√°s en a√Īadir los juegos m√°s nuevos. Por otro lado, el cat√°logo de Game Pass a veces pierde algunos juegos al actualizar su cat√°logo, cosa que no pasa en PS Now. En cuanto a regiones, el servicio de Xbox est√° disponible en Latinoam√©rica de manera oficial (en Chile, Argentina, M√©xico, Brasil y Colombia), mientras que PS Now todav√≠a no ha llegado al territorio, ni tampoco a Espa√Īa, por ahora.

Advertisement

La idea de un ‚ÄúNetflix de los videojuegos‚ÄĚ trae consigo los mismos problemas o retos que sufre el Netflix tradicional. No es posible unificar todo el contenido en una sola plataforma o servicio. Diferentes compa√Ī√≠as tienen diferentes juegos, por lo que si quieres jugarlo todo depender√° de que tengas las distintas consolas (con la excepci√≥n del PC, dado que los servicios est√°n disponibles en ambas) y que pagues los distintos servicios. En el futuro, sin embargo, podr√≠a ser posible acceder a todos los servicios desde el mismo dispositivo, sea una PC, un tel√©fono o una tablet.

Advertisement

Porque hacia all√° va la industria. Bernardo dice que en Microsoft est√°n claros cu√°l es su apuesta para el futuro, y conf√≠an mucho en ella. ‚ÄúPor esta raz√≥n revelamos lo que estamos trabajando para los pr√≥ximos 5 o 10 a√Īos, ideas como el xCloud Project, un servicio de streaming para que la gente disfrute de las franquicias de Xbox en cualquier dispositivo, incluso en un celular‚ÄĚ, dijo. ‚ÄúHoy en d√≠a la tecnolog√≠a para lograrlo no est√° lista, pero estamos trabajando en ello‚ÄĚ.

Y otros tambi√©n. PS Now es el intento de Sony para lograrlo y Google tiene su Project Stream. La base de estos sistemas ya existe, pero la tecnolog√≠a no est√° lista para que funcionen como deber√≠an de funcionar. Lo que no creo es que tarden una d√©cada en lograrlo. Personalmente, pienso que a mitad de la pr√≥xima generaci√≥n de consolas (las sucesoras de Xbox One y PS4), veremos a m√°s de una compa√Ī√≠a, incluyendo las mismas Microsoft y Sony, aventurarse con productos finales de streaming de videojuegos, como alternativa a las consolas y la manera de jugar m√°s tradicional.

Advertisement

¬ŅReemplazar√°n estos servicios alg√ļn d√≠a a las consolas? Quiz√°s, pero no ser√° pronto, y depende tanto de las compa√Ī√≠as de desarrollo como de los jugadores, seg√ļn el √ļltimo comentario en mi charla con uno de los jefes de Xbox Latam:

Esto no es algo que estamos desarrollando para reemplazar las consolas, es un servicio adicional. Y al final, creo que son los gamers quienes nos van a decir qué es lo que quieren.