GIF: Dell

Los PC todo en uno tienen la desagradable costumbre de venir pegados a una pantalla, lo que significa que si algún día quieres actualizar el monitor o la CPU tienes que cambiarlo todo. La solución de Dell a este problema se llama Optiplex 7070, y es una CPU escondida en la propia peana del monitor.

El 7070 permite actualizar y reparar monitor y CPU de manera totalmente independiente. El tamaño de esta última es realmente pequeño, pese a ello tiene una potencia respetable. La configuración con más músculo lleva procesador Intel Core vPro i7, hasta 64 GB de RAM, 1TB de espacio de almacenamiento NVMe SSD y hasta 2TB adicionales de disco duro convencional HDD.

Advertisement

La gráfica no se menciona, y dado el reducido tamaño de la unidad no parece probable que lleve una gráfica discreta, sino la integrada en el propio chip. Pese a ello, Dell asegura que tiene bastante potencia como para soportar tres pantallas de 19 a 27 pulgadas.

El soporte es compatible con cualquier monitor VESA, pero Dell ofrece diferentes soluciones de configuración para los que necesiten monitores sobre un brazo articulado. El 7070 no es un equipo muy indicado para gaming, pero luce muy interesante para los que buscan un PC de trabajo y tienen poco espacio en la mesa.

Foto: Dell

Advertisement

La compañía también ha presentado el Dell Optiplex 7071 (sobre estas líneas), una torre de trabajo más convencional con capacidad para albergar procesadores Intel Core más potentes de 9 Generación, incluyendo el nuevo procesador de 95W con 8 núcleos. Ambos estarán disponibles el próximo 24 de septiembre, pero seguro que en la feria IFA de Berlín podemos echarles un vistazo más de cerca. La compañía aún no ha especificado precios. [Dell]