Todas las fotos: Sam Rutherford.

En sus comienzos, OnePlus era acusado de copiar a otros fabricantes de móviles. Estas acusaciones alcanzaron su punto máximo después del lanzamiento del OnePlus 3, el cual hizo que muchos pensaran que la compañía no hacía más que copiar al iPhone. Pero dos años más tarde parece que OnePlus tiene una nueva inspiración de diseño, porque el nuevo OnePlus 6 se parece mucho a un Galaxy S9+. Sin embargo, hay una gran diferencia: tiene notch.

Advertisement

El OnePlus 6 y el Galaxy S9+ son prácticamente del mismo tamaño.

En su parte trasera las similitudes son bastante evidentes. Ambos cuentan con traseras de cristal redondeada, sistemas de cámara dual orientada verticalmente, y un lector de huellas dactilares central ubicado debajo de la cámara. Y aunque es un detalle pequeño, me agrada que OnePlus haya conservado su conector para auriculares y sus controles tradicionales que permiten configurar el móvil en modo silencio, vibración o tono de llamada con solo deslizar el dedo.

Advertisement

En su parte frontal, el OnePlus 6 tiene una pantalla OLED de 6,28 pulgadas ligeramente más grande frente a las 6,2 pulgadas del S9+, principalmente debido a la presencia del notch o ceja. Si no te gusta la forma en que se ve esa parte recortad de la pantalla, existe una opción en la configuración para agregar barras negras a cada lado de esa ceja para ayudar a que la pantalla se vea un poco más uniforme.

El OnePlus 6 incluso tiene especificaciones similares, o mejores, que el Galaxy S9+, dependiendo de la configuración que compres. El OnePlus 6 incluye los mismos 6 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento que el S9+, aunque por algo más de dinero se puede expandir a 8 GB de RAM y hasta 256 GB de almacenamiento (un nuevo récord para OnePlus). Sin embargo, al OnePlus 6 le faltan algunas características si lo comparamos cara a cara con el buque insignia de Samsung.

Advertisement

Al igual que los anteriores modelos de OnePlus, el 6 no tiene resistencia al agua certificada, y su almacenamiento tampoco puede ser expandido mediante tarjeta microSD (aunque sí tiene capacidad para dos tarjetas SIM), además de que tampoco cuenta con muchas de las interesantes funciones de software que Samsung incluyó en el S9+, como un creador de GIFs incorporado o Secure Folder, una app que permite almacenar fotos y documentos confidenciales en el móvil. Y aunque el OnePlus 6 tiene desbloqueo facial, solo realiza un escaneo de dos dimensiones en lugar de técnicas biométricas más seguras, como el escaneo de iris o el reconocimiento facial en 3D.

Las cámaras del OnePlus 6 parecieran haber dado un paso atrás, porque la única función del segundo sensor de 20 Megapíxeles es proporcionar efectos de profundidad de campo para el modo retrato. Se que en muchos casos es mejor centrarse en una sola cosa y hacerlo bien, pero aún así creo que las funciones de zoom del OnePlus 5, o la cámara de poca luz del OnePlus 5T podrían ser más útiles que el modo retrato. No obstante, OnePlus ha tratado de compensar estas faltas agregando una nueva función de cámara lenta que captura vídeos de 720p a 480 cuadros por segundo, con una duración máxima de un minuto.

Advertisement

Quizás la falta más extraña del OnePlus 6 es no tener carga inalámbrica. La parte trasera de los modelos anteriores era de metal, lo que debido a cómo funciona la carga inalámbrica, hizo que no fuera posible incluirla. También me consta que el fundador de OnePlus, Pete Lau, ha dado a entender que no está interesado en incluir la carga inalámbrica en sus móviles. Lau ha dicho que la carga con cable es más rápida (y que es molesto usar el móvil cuando está apoyado sobre una base de carga inalámbrica).

Lau tiene razón, excepto que nadie busca una mayor velocidad al usar la carga inalámbrica, solo conveniencia. Es mucho más fácil poner el móvil sobre una base de carga antes de ir a dormir o mientras trabajas en tu oficina, en lugar de tener que buscar un cable. Y cuando vas te levantas de la cama o silla puedes irte sin problemas ni tropezarte con ningún cable.

Advertisement

Aún así, dejando de lado el tema de la carga inalámbrica, las especificaciones de One Plus 6 lucen muy bien. Es un móvil muy lindo, incluso si su diseño no es el más original o diferente. Además, OnePlus continúa su tradición de poner precios muy bajos. El OnePlus 6 tiene un precio base de 530 dólares para el modelo de 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, y estará disponible el 22 de mayo. Cuesta 200 dólares menos que un Galaxy S9, y 300 dólares menos que un Galaxy S9+. Esta diferencia es importante, ya que a medida que los OnePlus se han vuelto más caros con el paso de los años desde su primer móvil (que costaba 300 dólares), es más importante que nunca que mantenga su precio distanciado de los móviles prémium más costosos.

Por último, también me emocionan muchos de los pequeños cambios que OnePlus implementó en el software del móvil, como los controles de gesto opcionales, que en muchos aspectos son mejores que los que Google presentó en Android P, además del nuevo modo de juegos que supuestamente mejora el rendimiento del terminal. Durante el poco tiempo que he pasado con el móvil me ha parecido un dispositivo bueno y con un gran precio. Pero para tener una opinión definitiva, tendré que pasar más tiempo con él.