Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP

¿Qué demonios es un SUV? ¿Cómo empezó toda esta historia? ¿Por qué, de un tiempo a esta parte, las calles están gobernadas por vehículos enormes que parecen tanques con conductores a los que apenas les vemos la coronilla de la cabeza? Si eres de los que se han hecho alguna de estas preguntas, tenemos una mala noticia: el futuro pinta igual, o peor.

Advertisement

La palabra SUV viene del inglés Sport Utiliy Vehicle, y aunque podríamos traducirlo directamente como vehículo utilitario deportivo, actualmente las ramificaciones del término se han extendido tanto que la línea de define a este de otras versiones diríamos que es casi invisible, caso de los crossovers, que en realidad son la mayoría de los autos que gobiernan nuestras calles, eso sí, deportivos (aunque no lo sean más que en apariencia).

Ahora bien, ¿cómo empezó toda esta moda? En realidad su origen se encuentra en la guerra, espacio de la historia que posteriormente dio lugar a los primeros SUV descendientes de los vehículos comerciales y militares utilizados en la Segunda Guerra Mundial, lugar también donde destacaron dos marcas por encima del resto: Jeep y Land Rover.

Advertisement

Del campo de batalla a las calles

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Jeep Willys MA en el Centro de Entrenamiento en el Desierto, Indio, California, junio de 1942 (Dominio público)
Advertisement

Todo comenzó cuando el ejército de Estados Unidos pidió a los fabricantes de automóviles que inventaran un prototipo de vehículo con tracción en las cuatro ruedas y que fuera resistente, duradero y capaz de transportar soldados por todo tipo de terrenos irregulares.

Bajo esta premisa se presentaron a la solicitud más de 100 empresas, aunque solo obtuvieron respuesta dos, una de ellas Willys Overland, cuyo prototipo de ‘Jeep’ finalmente fue elegido para abastecer a los militares. De esta forma, el gobierno de Estados Unidos encargó a Willys que fabricara cientos de sus vehículos todo terreno en preparación para la Segunda Guerra Mundial. Con la ayuda de la Ford Motor Company, produjeron más de 700.000 vehículos para el Ejército de EE. UU.

Advertisement

No fue un modelo de automóvil cualquiera. El Jeep de Willys Overland, el Willys MB, fue una clase de vehículo que nunca antes se había construido, un híbrido para proveer a las tropas donde se conjugaba un vehículo ligero con capacidad de tracción integral en las cuatro ruedas.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Eisenhower en Normandia en 1944. Diría más tarde que el jeep era “uno de los seis vehículos estadounidenses más vitales” para ganar la guerra (Dominio público)
Advertisement

Su papel en la guerra fue fulgurante ayudando a los ejércitos de Estados Unidos, Reino Unido y Australia a transportar soldados y sus equipos a través de entornos muy duros, y lo hacía al mismo tiempo que mantenía a salvo a las tropas.

De hecho, el modelo tuvo tanto éxito que cuando terminó la guerra, el jeep salió a la venta al público con el modelo CJ-5. Su éxito fue instantáneo y se convirtió en un automóvil extremadamente popular, particularmente en Estados Unidos.

Advertisement

Por cierto, el término “jeep” que hoy asociamos directamente a la marca se suele decir que proviene de una derivación de las siglas en inglés “general purpose” GP, lo cual tiene sentido si pensamos que era la especificación militar del vehículo. De la forma en que se decía el término GP (algo así como “Yipi”) terminó en Jeep.

El Land Rover Series I. Este automóvil, con el número de registro HUE 166, fue el primer Land Rover de preproducción
El Land Rover Series I. Este automóvil, con el número de registro HUE 166, fue el primer Land Rover de preproducción
Imagen: DeFacto (CC BY-SA 4.0)
Advertisement

Volviendo a la historia de Willys MB y su jeep, con la idea de no ser superados por sus aliados estadounidenses, los hermanos británicos Maurice y Spencer Wilks crearon un diseño para un vehículo 4x4 llamado ‘Land Rover’. Este se construyó utilizando especificaciones similares al Jeep, aunque se diseñó para ser más útil como vehículo de trabajo para los agricultores.

El Land Rover hizo su debut oficial en abril de 1948. El resto es historia, ya que el Land Rover se convertiría en uno de los vehículos más emblemáticos de todos los tiempos, con un sucesor muy relacionado y popular, el Defender, que permanece en producción desde hace más de siete décadas.

Advertisement

Por último, apareció un tercer actor en el origen de los SUVs. En 1950, cuando estalló la Guerra de Corea, el ejército estadounidense, que tenía bases en Japón, solicitó a al fabricante de automóviles japoneses Toyota que desarrollara un vehículo militar que pudieran utilizar en la batalla. Para 1951 produjeron un prototipo, aunque finalmente lo rechazaron a favor del Jeep.

Toyota Landcruiser model FJ25L (1957)
Toyota Landcruiser model FJ25L (1957)
Imagen: Rikita (CC BY-SA 4.0)
Advertisement

En cualquier caso, el trabajo japonés no fue en balde. De aquellos esfuerzos salió en 1953 el Toyota Land Cruiser, un SUV 4x4 grande, potente y duradero, tanto es así que lo adoptó la Agencia de Policía Nacional de Japón.

Con estos modelos fueron pasando los años, hasta que llegaron los 90. Esta fue la década donde realmente comenzaron a despegar y se convirtieron en el auto de elección para muchos consumidores en Estados Unidos y Asia (en Europa y resto del mundo tardarían más en instalarse hasta que comenzaron a bajar precios y resultaron más asequibles).

Advertisement

Entre finales del siglo pasado y la entrada del nuevo milenio se produjo otro cambio. Hasta entonces, el concepto de SUV era muy parecido al del campo de batalla en la Segunda Guerra Mundial, es decir, un vehículo 4X4 pensado para un uso más mixto, sin embargo, la moda comenzó a mutar a comienzos del 2000 con la acelerada ascensión de este tipo de vehículos.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP
Advertisement

De repente, ya no había fabricante que no tuviera su propia gama de SUVs. Para 2013, el número de modelos existentes ascendía a más de 50. Incluso los fabricantes de automóviles de lujo entraban en el mercado de los SUV, lo que para muchos “puristas” era toda una osadía.

Los SUVs comenzaron entonces un proceso de diversificación. Compactos, pequeños, medianos, y esa nueva variante denominada crossover SUV antes mencionada, un cruce entre automóvil estándar y SUV que dominaría el mercado hasta la actualidad.

Advertisement

Pros y contras

Los puntos positivos de un SUV están a la vista de cualquiera. Por ejemplo, su mayor espacio interior (aunque no siempre se cumple), la capacidad de tener asientos para hasta 7 personas, 4x4 o capacidades de tracción total, maletero más grande o la distancia hasta el suelo, virtud que, en consecuencia, suele ser una de las claves para muchas familias (sobre todo con niños pequeños).

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP

Es posible que los SUVs y sucedáneos tengan más virtudes, pero estas suelen ser las más repetidas por los usuarios. Ahora bien, en ningún momento hablamos de seguridad, porque este punto es mucho más cuestionable con, por ejemplo, un sedán.

Advertisement

¿Razones? Aunque te puedas sentir más seguro en un vehículo donde te sientas “por encima de la carretera”, en realidad no deja de ser una sensación falsa, porque el centro de gravedad elevado hace que los SUV sean más propensos a vuelcos que los automóviles ordinarios.

Y no solo la seguridad está en boca de los más críticos, el propio planeta no debe estar muy de acuerdo con el escenario donde estos tanques congestionan las carreteras. En el año 2019, un informe de la International Energy Agency decía que los SUV son la segunda causa más importante del aumento de las emisiones mundiales de dióxido de carbono durante la última década. Solo el sector eléctrico era un contribuyente más grande.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP

Las razones expuestas parecían muy claras. En 2010, uno de cada cinco vehículos vendidos era un SUV. En la actualidad son dos de cada cinco. “Como resultado, ahora hay más de 200 millones de SUV en todo el mundo, frente a unos 35 millones en 2010", informaba la agencia.

Advertisement

Decía el Guardian en otro reportaje que “si los conductores de SUV fueran una nación, estarían en el séptimo lugar del mundo en emisiones de carbono”. La razón: su popularidad estaba tirando por tierra la eficiencia lograda en combustible en autos más pequeños.

Llegan los SUVs eléctricos: los modelos de 2020

El ahorro de carbono debido a la creciente popularidad de los autos eléctricos podría cambiar el escenario en la próxima década, pero no el de la moda de los SUV. Y es que este 2020 se recordará en el mercado de la automoción como el de la llegada de los SUVs al mercado de los autos eléctricos. Ya habían gobernado las carreteras de nuestras ciudades, y ahora van camino de hacerlo sin la etiqueta que se les había inoculado desde su llegada décadas atrás. Tener un SUV era tener un vehículo que estaba matando al planeta. ¿Y ahora?

Advertisement

Estos son los modelos con las que las principales casas nos van a “bombardear” en los próximos meses. Y es solo el principio:

Volvo XC40 Recharge

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Volvo
Advertisement

El primer SUV 100% eléctrico de la casa sueca será este XC40 Recharge. Sus características: tracción 4x4, dos motores con potencia de 408 CV, carga rápida a 150 kW y uno de los puntos más interesantes para los compradores: autonomía WLTP de algo más de 400 kilómetros. Saldrá a finales de 2020 a un precio estimado de 59.900 euros.

Audi e-tron Sportback

Si primero fue la moda de los SUVs, luego llegó la de los SUVs en su versión coupé. En este caso se trata de la versión del primer SUV eléctrico de Audi que se espera para este mes de febrero. Prácticamente como su “hermano”, aunque anunciado con casi 450 kilómetros de autonomía. Su precio: desde 75.000 euros.

Advertisement

BMW iX3

Se trata de la versión eléctrica del SUV X3 de BMW. El iX3 llegará con un nuevo tren motriz con tracción en las cuatro ruedas compuesto por dos motores eléctricos, uno para el eje delantero y otro para la parte trasera. Con autonomía WLTP de hasta 400 kilómetros (y posibilidad de carga rápida de hasta 150 kW), se espera para finales de año a un precio aún no confirmado.

Advertisement

Tesla Model Y

Este es uno de los lanzamientos más esperados para los seguidores de la casa estadounidense. Se trata de la versión SUV del Model 3, lo que significa también que se reducirá bastante el precio respecto al único SUV de Tesla en la actualidad, el Model X.

Advertisement

Anunciado como el SUV más eficiente del mundo, su autonomía llegará hasta los 505 kilómetros con el ciclo WLTP. Las primeras entregas tendrán lugar los próximos meses en Estados Unidos a un precio que empieza en los 52.900 dólares.

Audi Q4 e-tron

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

El Q4 e-tron será la versión compacta de los SUVs eléctricos de Audi, a medio camino entre el Q3 y el Q5 en cuanto a tamaño. Comenzará a llegar al mercado a finales de este año con una autonomía de 44o kilómetros (y hasta los 550 kilómetros en versiones avanzadas). Precio no revelado.

Cupra Tavascan

Otro vehículo a seguir será el primer SUV eléctrico de la casa española. En esencia, un híbrido deportivo con alma de coupé y autonomía (estimada) de alrededor de 450 kilómetros. Además, compartirá la plataforma MEB de otros modelos del grupo Volkswagen. Se espera para finales de este año. Precio no revelado.

Advertisement

Lexus UX 300e

El primer eléctrico de la casa será un SUV que se espera a lo largo de este año. Aunque no han revelado cifras, se estima que su autonomía sea de 300 kilómetros (WLTP). En cambio, sí se sabe que necesitará alrededor de 8 horas en un cargador a 6,6 kW (con posibilidad de carga rápida hasta 50 kW). Precio no revelado.

Advertisement

Volkswagen ID.4

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

El primer SUV 100% eléctrico de la casa alemana saldrá al mercado tras el inminente ID.3. Aunque VW no lo ha dicho, la mayoría de medios lo han bautizado como el compacto que debería ser “el Golf de los eléctricos”. Su llegada se prevé para el final de año y contará con una autonomía estimada de hasta 500/550 kilómetros. Precio no revelado.

Mazda MX-30

Con unas dimensiones parecidas al CX-30, el primer eléctrico de Mazda parece ir a contracorriente del resto de fabricantes en cuanto a autonomía. El MX-30 se quedará en tan solo 200 kilómetros (con una batería de 35,5 kWh de capacidad). Dicho de otra forma, se trata de un vehículo para trayectos cortos. Su precio de salida está en torno a los 34.000 euros.

Advertisement

Peugeot e-2008

Estamos ante la versión eléctrica del SUV pequeño de Peugeot, que contará con una autonomía en ciclo WLTP de 310 kilómetros. Su precio: desde 32.550 euros. Ya disponible.

Advertisement

Ford Mustang Mach-E

Otro de los SUVs eléctricos más esperados y uno de los bombazos que se esperan para final de año. Un Mustang con carrocería SUV 100% eléctrico no lo esperaba casi nadie, al menos no tan pronto. El vehículo contará con varias versiones, siendo la más potente con una autonomía de 600 kilómetros. Su precio: desde 44.895 dólares (Estados Unidos) o 40.270 libras (Reino Unido).

Advertisement

Citroën DS 3 Crossback E-Tense

El primer SUV eléctrico de la casa contará con una autonomía de 320 kilómetros a un precio anunciado que parte de los 38.300 euros.

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter