Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Incluso si no te has encontrado el problema, es casi seguro que has oído hablar de algún dueño de una Switch que tiene problemas con el Joy-Con. Este problema hace que los controladores desmontables detecten una entrada, o desviación, incluso cuando nada toca el joystick analógico.

Si bien no se han publicado números oficiales que indiquen cuántas personas se han encontrado con este problema, una encuesta informal realizada por Kotaku encontró que aproximadamente una cuarta parte de su equipo han experimentado algún tipo de este problema con los Joy-Con. [y al menos dos empleados de Gizmodo en Estados Unidos han experimentado personalmente el problemas]. Numerosas quejas también han surgido de usuarios anónimos online.

Advertisement

Ahora, parece que la frustración ha llegado a su punto máximo cuando el bufete de abogados Chimicles Schwartz Kriner & Donaldson-Smith (CSK & D) ha presentado una demanda colectiva alegando que los “joysticks en los controladores de Joy-Con son defectuosos, lo que lleva a los usuarios a experimentar problemas”. Continúa especificando que estos Joy-Con defectuosos pueden “registrar movimiento cuando el joystick no está siendo controlado por el usuario”, lo que interfiere con el juego normal.

La demanda también alega que Nintendo es consciente del problema, no lo ha revelado y “se niega a reparar los joysticks de forma rutinaria cuando se manifiesta el defecto y nunca reveló este defecto material a los consumidores”.

Esta falta de apoyo o reconocimiento oficial de Nintendo ha obligado a los propietarios de los Joy-Con a buscar sus propias formas de abordar el problema, y ​​en los últimos meses han aparecido innumerables tutoriales que ofrecen consejos sobre cómo solucionar o corregirlo, aunque, lamentablemente, estos métodos no siempre funcionan.

Otro punto de frustración sobre los Joy-Con de Nintendo es que, si bien los controladores de la Switch tienen una serie de características innovadoras como el IR incorporado y los sensores de movimiento, un par de Joy-Con cuestan 80 dólares, que es de 20 a 30 dólares más que un típico mando de Xbox One o PS4.

Advertisement

Para empeorar las cosas, el problema es realmente el segundo importante que afecta a los controladores de la Switch, poco después del lanzamiento de la consola, los usuarios descubrieron un problema que podría causar la desincronización del Joy-Con izquierdo, o no estar conectado de manera confiable a la Switch a través de bluetooth. 

En cualquier caso, la presentación de una demanda colectiva podría ser, como mínimo, una advertencia a Nintendo, similar a la demanda colectiva que Apple enfrenta por los teclados en los MacBooks modernos. Esto se debe a que, si bien el resultado de la demanda de Apple aún está pendiente, se informó que Apple los reemplazará con un nuevo interruptor tipo tijera el próximo año.

Advertisement

Así que desde aquí esperamos que Nintendo tenga una solución para sus Joy-Con en progreso, y una ruta para que los propietarios de mandos defectuosos puedan reemplazar su hardware. Mientras tanto, para leer la demanda en su totalidad, puedes hacer clic aquí y aquellos que deseen agregar su nombre para participar en el litigio pueden registrarse aquí.