La semana pasada, casi 200.000 usuarios de Snapchat se vieron afectados por un robo de fotos privadas. El ataque se produjo sobre Snapsaved, un servicio no autorizado por Snapchat que permite guardar las imágenes que se envían mediante la popular aplicación. Responsables de Snapsaved han reconocido el robo de información, pero aseguran que se limita a 500MB.

Aunque sigue siendo una cantidad elevada, está muy lejos de las cifras iniciales. El hacker que hizo público el robo en Pastebin aseguraba que tenía en su poder 13GB de datos equivalentes a cientos de miles de fotos. Si el dato hecho público por Snapsaved es correcto, se limita a solo unas 10.000 imágenes. Además, y siempre según Snapsaved, la filtración no lleva información personal asociada, por lo que las declaraciones del supuesto delincuente de que podía construir una base de datos asociando fotos a nombres también resultan ser falsas.

Desde Snapsaved han pedido disculpas a los usuarios, y han procedido a borrar completamente la parte del servidor afectada por el robo de información. Según la compañía, la mayor parte de usuarios afectados está en Estados Unidos, Suecia y Noruega. [vía Snapsaved]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)