Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El Snyder Cut soluciona todo lo malo de la Justice League original. ¿Ahora qué?

Imagen para el artículo titulado El Snyder Cut soluciona todo lo malo de la Justice League original. ¿Ahora qué?
Imagen: Warner Bros.

Han pasado cuatro años desde que se estrenó Justice League, una película que llegó en medio de un sinfín de problemas y cambios de último momento. Ahora, el Snyder Cut soluciona todos esos problemas. Pero, ¿importa?

Advertisement

Sí. Y no.

Esta crítica del Snyder Cut de Justice League no incluye spoilers.


Para entender por qué existe una “versión definitiva y original” de Zack Snyder de una película que se estrenó en el año 2017, tenemos que recordar algunos acontecimientos durante el desarrollo de la película. Snyder venía de hacer dos entregas que daban inicio al llamado Universo Expandido de DC (DCEU): Man of Steel y Batman v Superman: Dawn of Justice. Incluso en BvS ya nos mostraba escenas de lo que tenía planificado para el futuro. Su primera pesadilla. La primera advertencia de Barry Allen a Bruce: “Lois es la clave”, le dijo, y tanto Bruce como la audiencia nos quedamos con la duda de qué quería decir Barry.

Sin embargo, tras finalizar el rodaje de la película y al comenzar el proceso de postproducción, Snyder abandonó su desarrollo debido a una tragedia familiar, la muerte de su hija. Warner Bros, entonces, contrató al director de The Avengers, Joss Whedon, para finalizar Justice League, pero no sin llevar a cabo algunos cambios.

Si los cambios fueron ideas de Whedon o Warner los forzó, la verdad es que da igual. El hecho es que en 2017 vimos una película que no era más que un popurrí de las ideas de Snyder y los cambios de Whedon. Una historia incongruente, que presentaba tres nuevos personajes muy importantes para este universo (Aquaman, Cyborg y Flash), y los desaprovechaba por completo. Reduciéndolos a elementos de comedia en una película sin pies ni cabeza, y con un villano, Steppenwolf, que era malo porque... porque sí. Porque es malo y los malos hacen cosas malas. ¿Cierto?

Advertisement
Grumpy Cat, ¿eres tu?
Grumpy Cat, ¿eres tu?
Imagen: Warner Bros.

Tras años de peticiones de muchos fans, algunos bien intencionados, otros con una actitud un poco más problemática, Warner Bros ha aprovechado el lanzamiento de HBO Max para darle una oportunidad a Snyder de concluir su versión original. Snyder siempre dijo que su película sí existía, y tras una inversión de unos 60 millones de dólares para grabar algunas nuevas escenas y finalizar la producción original. El Snyder Cut está aquí.

Advertisement

¿Es mejor el Snyder Cut que la Justice League de 2017? Por supuesto. ¿Es buena película por sí sola? Sí, aunque tiene sus fallos. Quizás muchos.

¿Hacía falta? No, la verdad. ¿Y ahora qué? Eso es lo que nos preguntamos todos.

Advertisement

Lo mejor del Snyder Cut es que, en esencia, soluciona todos los problemas que tenía la versión de 2017 de Justice League. La versión de Snyder nos ofrece mucho más contexto, nos da un mayor y mejor vistazo al universo en el que viven estos personajes. Nos presenta a un Aquaman que se interesa por la gente, incluso cuando vive en conflicto con su propio pueblo. A un Flash que, si bien es un poco torpe, no es un idiota sin un mínimo sentido de heroísmo que nos presentó Whedon en el 2017. Y un Cyborg que... ¡existe en la película!

Porque el mayor crimen de la Justice League de 2017 es justamente con estos dos personajes, Flash y Cyborg. Al primero lo ridiculiza al extremo y tiene un impacto mínimo, casi nulo, en la historia. Al segundo, básicamente, lo ningunea.

Advertisement
Imagen para el artículo titulado El Snyder Cut soluciona todo lo malo de la Justice League original. ¿Ahora qué?
Imagen: Warner Bros.

El Snyder Cut hace más que corregir estos agujeros en la trama. La versión de Snyder nos hace conectar con Cyborg. Empatizar con él. Se convierte en uno de los personajes más interesantes de la película, con el que más conectas. Más humano, incluso con todas sus partes cibernéticas. Cyborg y Flash tienen sentido de estar en el Snyder Cut más que por simplemente ocupar un lugar, llenar una cuota, en la Liga de la Justicia que esperamos. Ahora tienen un propósito y juegan un papel muy importante en la película.

Advertisement

Y lo mismo sucede con Steppenwolf. Si bien no soy fanático del nuevo diseño que le han dado al villano (ni tampoco del diseño anterior, si a esas vamos), Snyder ha corregido la gran falta de la anterior película con el villano. Y es que la Justice League de 2017 le resta la verdadera motivación al personaje. Steppenwolf es el malo porque es un señor alto y feo que está buscando unas tales cajas madres y va acompañado de sus amigos bichos. Y ya. En el Snyder Cut, en cambio, sus motivaciones no solo están bien definidas sino que están bien planteadas. Steppenwolf es un penitente, alguien en búsqueda de redención ante su superior. Ante su amo y señor. El poderoso Darkseid.

De resto, la película nos ofrece mas contexto en todos los aspectos posibles. Desde un glorioso Jeremy Irons como Alfred interactuando más con Batman, hasta Bruce Wayne abriéndose de una forma inusualmente sentimental, emocional; y cómo no, una Diana que, aún teniendo miles de años de edad y casi un siglo en la Tierra, continúa aprendiendo cada vez más de la humanidad y sus pares amazonas.

Advertisement
Imagen para el artículo titulado El Snyder Cut soluciona todo lo malo de la Justice League original. ¿Ahora qué?
Imagen: Warner Bros.

Pero la película no es perfecta. De hecho, está lejos de serla. Su duración es de nada menos que 4 horas, y hay muchos momentos en los que se siente quizás demasiado larga. Sobre todo, y a nuestro pesar, durante su primera hora. El primer arco de la película, ese que nos presenta a los nuevos personajes y nos muestra qué están haciendo aquellos que ya conocíamos desde BvS, tiene demasiados momentos alargados, slow motions innecesarios y una banda sonora que abusa del misticismo y el tono casi eclesiástico. Snyder nos dice que la era de los héroes también es, en cierto modo, una nueva era de los dioses, siendo Superman el más importante de todos.

Advertisement

Y lo entendí, Snyder, entendí que son seres imponentes, poderosos, míticos. Lo entendí al segundo slow motion, no necesito 5 más para demostrarme nada. En cierto modo se siente como si nos subestima. Como si necesita repetirnos demasiado las cosas para que las entendamos. Y no, Snyder, no es así.

Advertisement

La película también peca de tomarse demasiado en serio a sí misma. Pero esto no es un error, esto es adrede. Es parte del estilo de Snyder. De su “seriedad y madurez” al contar historias de superhéroes. Es algo que él busca, y estará en la audiencia decidir si le gusta o no. Personalmente, no me molesta ver cine de superhéroes más “serio”, pero al mismo tiempo no podemos olvidar lo que estamos viendo. Cine de superhéroes.

Lo mejor de la película es, al mismo tiempo, lo que me deja con más dudas. Su final.

Advertisement
Imagen para el artículo titulado El Snyder Cut soluciona todo lo malo de la Justice League original. ¿Ahora qué?
Imagen: Warner Bros.

En esencia, la Justice League y el Snyder Cut son la misma película, o mejor dicho, plantean el mismo conflicto: Steppenwolf busca las cajas madres y la Tierra está en peligro, por lo que los héroes de nuestro planeta deben unirse para salvarnos. Sin embargo, el final del Snyder Cut es completamente distinto al de la Justice League de 2017. No, no exagero, es completamente distinto. Si bien también hay una batalla épica que nos muestra a toda la Liga luchando contra un villano, las consecuencias de esta lucha y lo que viene después es diferente.

Advertisement

¿Pero qué viene después? ¿Por qué esta película decide finalizar dejando las puertas abiertas a una continuación? ¿Para qué?

Snyder dice que no hará más películas de DC, que esta fue su despedida. Pero ese final me dejó, realmente, con curiosidad de lo que podría haber sido. Lo que podría haber continuado. ¿Será que algún día veremos más?

Advertisement

Sea como sea, esto es el Snyder Cut, esto es la película que Snyder nos quería mostrar en 2017, antes de que el universo de DC tomara otro rumbo, antes de que tuviésemos a otro Batman, y antes de una pandemia mundial que pausó el cine durante casi un año. Me hace feliz haberla visto, y confieso que la escena en la que se encuentran Batman y el Joker de Jared Leto me dejó mas satisfecho de lo que imaginé. Pero esta no es la sensación de cierre, de despedida, que muchos pensaban que sería. Está lejos de serlo.