Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Imagen: YouTube.

Los que vimos Dragon Ball Z hace dos décadas recordamos ese momento épico en el que Son Goku se transformó en Super Saiyan por primera en la batalla con Freezer y vimos su imponente cabellera rubia. Pero, si el manga original es en blanco y negro, ¿por qué los Super Saiyan son rubios en el anime? Ya conocemos la respuesta.

Advertisement

Hiroyuki Nakano, editor en jefe de la revista semanal Shukan Shonen Jump, ha explicado que la idea de “aclarar” el color del cabello de los Super Saiyan fue idea de Akira Toriyama. El creador del universo de Dragon Ball sencillamente quería facilitar su trabajo al dibujar el manga, optando por no colorear el cabello de Son Goku, Vegeta y el resto al transformarse en su versión más poderosa.

El mejor Saiya–jin de todos, transformado en Super Saiyan en el manga.

En el manga, que es en blanco y negro, cuando los personajes se transforman en Super Saiyan el cabello es representado de color blanco. De esta forma Toriyama evitaba el complicado proceso de colorear en negro todo el cabello de nuevo, lo que le tomaba bastante tiempo. “En una serie publicada cada semana, cada minuto y cada segundo es importante para lograr las metas. Incluso reducir un poco la carga de trabajo en algún aspecto permite pasar más tiempo en la historia y dibujando arte fantástico”, comentó Nakano en una entrevista para Japanese TV.

Al pasar a color las obras, el cabello pasó a ser rubio para representar de la mejor manera posible cómo se veía en el manga.

Advertisement

La primera vez que vimos un Super Saiyan en pantalla fue en el episodio número 95 de Dragon Ball Z, emitido en 1991 en Japón y en 1999 en el resto del mundo, cuando Son Goku se transformó durante la batalla contra Freezer (o Frieza). En la vida real, en cambio, los Super Saiyan lucirían de una forma bastante perturbadora como se puede ver en el siguiente GIF. [Topic News vía Kotaku]

Gif: 876TV.

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

Share This Story

Get our newsletter