Suena a película de ciencia-ficción, pero está ocurriendo. El alto mando del ejército estadounidense tiene muy claro que el futuro de los conflictos armados estará protagonizado por máquinas, no por seres humanos, y la razón es, quizá, inesperada: los robots son más baratos.

La cifra la daba el General Robert Cone en un reciente simposio de aviaci√≥n militar. Estados Unidos se plantea reducir el tama√Īo de sus brigadas de 4.000 a 3.000 soldados. Los encargados de cubrir ese vac√≠o de efectivos ser√°n robots.

Aunque dise√Īar un robot es un proceso que cuesta millones de d√≥lares, el mantenimiento de la unidad, en t√©rminos de log√≠stica de combate, es mucho menor que el de un soldado. Eso por no mencionar el hecho de que no necesitan atenci√≥n m√©dica, no sufr√©n estr√©s en combate y, lo m√°s importante, no cobran pensi√≥n de retiro.

El cambio en los efectivos ser√° un proceso lento en el que la tecnolog√≠a a√ļn tiene mucho que decir. Cone calcula que el reemplazo por unidades mec√°nicas tendr√° lugar entre 2030 y 2040. Los nuevos soldados, eso s√≠, no tendr√°n aspecto de Terminators humanoides. ser√°n m√°s bien peque√Īos veh√≠culos terrestres como el Maars de Quinetiq, o el iRobot 710, de la misma compa√Ī√≠a que fabrica las aspiradoras Roomba. Os dejamos con varios v√≠deos de estas m√°quinas letales en acci√≥n. [Popular Science]

Northrop Grumman MADSS

HDT Robotics Protector

iRobot 710 Warrior

QinetiQ MAARS