Restos de la pirámide de Meidum
Imagen: Jon Bodsworth (Dominio público)

De cuclillas dentro de la tumba, así ha descubierto un grupo de arqueólogos del Ministerio de Antigüedades de Egipto el último hallazgo histórico frente a la misteriosa pirámide de Meidum: el esqueleto de un niña.

Al parecer, los restos fueron enterrados en un cementerio ubicado junto a la pirámide. Los arqueólogos calcularon la edad de la muerte de la niña, de alrededor de 13 años, al examinar sus huesos. No está claro en cambio cuándo fue enterrada, aunque la pirámide de Meidum se remonta a unos 4.600 años. Además, la tumba estaba vacía, sin bienes u otros que analizar, a excepción del cuerpo.

El descubrimiento se produce la misma semana que los arqueólogos encontraron en el mismo cementerio dos cabezas de animales, probablemente de toros, enterradas junto a tres pequeñas vasijas de cerámica.

Las cabezas y las vasijas de los animales probablemente fueron concebidas como ofrendas funerarias, aunque los investigadores no están seguros de a qué funeral se dirigieron. También se encontraron restos de una pared de ladrillos que puede haber rodeado el cementerio.

Advertisement

Imagen: El esqueleto encontrado (Egyptian Ministry of Antiquities)

La pirámide de Meidum se construyó inicialmente como una pirámide escalonada (una estructura arquitectónica construida mediante plataformas decrecientes superpuestas retranqueadas, a modo de escalones o gradas, para conseguir una forma similar a una pirámide) antes de convertirse en una pirámide verdadera, con superficies lisas en lugar de peldaños.

Advertisement

Tampoco está claro por qué se convirtió de una escalonada a una pirámide verdadera. Los arqueólogos creen que al menos parte de la pirámide fue construida para el faraón Snefru, también llamado Sneferu, (que reinó desde aproximadamente 2575 a 2551 aC). El antecesor de Snefru, el faraón Huni, originalmente la construyó como una escalonada y luego Snefru la convirtió en una pirámide verdadera.

Además, Snefru construyó muchas otras pirámides en Egipto, y se cree que lo hizo por el simple hecho de mejorar la técnica hasta conseguir una gran pirámide. De hecho, su hijo y sucesor Khufu continuaría construyendo la Gran Pirámide de Giza, la pirámide más alta jamás construida. [LiceScience]