No tienen el encanto de un perro policĂ­a, pero podrĂ­an salvar a miles de personas de morir o de sufrir horribles amputaciones. Nikola Kezic, un experto en el comportamiento de las abejas de la Universidad de Zagreb estĂĄ entrenando a estos insectos productores de miel para que ayuden a localizar minas anti-persona.

Desde que comenzara la guerra de los Balcanes en 1991, las minas han matado a mĂĄs de 2.500 personas. Y lo que es peor, las repĂșblicas que conformaban la antigua Yugoslavia estĂĄn sembradas con 90.000 de estos artefactos asesinos cuya localizaciĂłn no se conoce con exactitud.

Localizar minas es un proceso largo y peligroso. El doctor Kezic cree que las abejas pueden ser de ayuda gracias a su portentoso sentido del olfato. El proceso es tan sencillo como incluir partĂ­culas de TNT (el explosivo que tienen las minas) en la dieta de las abejas.

Una vez alimentadas con el explosivo, las abejas se aficionan a su olor y tienden a buscarlo como parte de su dieta. De momento el ‘entrenamiento’ ha dado resultado en grupos pequeños de abejas, aunque ahora falta lograrlo con colonias grandes de insectos. La idea de Nikola Kezic es rastrear despuĂ©s el movimiento de los insectos con cĂĄmaras tĂ©rmicas para determinar la ubicaciĂłn de minas olvidadas. La investigaciĂłn, no obstante, aĂșn no ha terminado [Associated Press].

Advertisement

Image: Shutterstock / perspectivestock