Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Descubren a las abejas usando una herramienta en la naturaleza por primera vez, y es bastante asquerosa

Varias abejas asiáticas en su colmena
Varias abejas asiáticas en su colmena
Foto: Ghimire bishwo / Wikimedia Commons (Fair Use)

Los científicos saben desde hace tiempo que las abejas son lo bastante inteligentes como para manipular objetos y convertirlos en herramientas en el entorno controlado de un laboratorio, pero nunca hasta ahora se las había visto hacer algo así en la naturaleza y la herramienta es... caca.

Advertisement

La abeja asiática (Apis cerana) vive bajo la permanente amenaza del avispón gigante (Vespa Soror), una especie de avispón gigante emparentada con el avispón gigante japonés que tantos problemas está causando este año en Estados Unidos.

El caso es que los avispones gigantes acostumbran a entrar en las colmenas para alimentarse de larvas. A su paso dejan auténticas masacres, pero la abeja asiática ha encontrado una manera de protegerse de los avispones: untar las paredes de la colmena y la entrada con excrementos frescos de animal. Las heces no solo repelen a los avispones, sino que además evitan que se abran paso por las paredes de celulosa de la colmena a mordiscos.

Para este truco, las abejas asiáticas recolectan heces en sus viajes en busca de néctar, polen o resina. A primera vista considerar la caca como una herramienta parece un poco precipìtado, pero resulta que sí que cumple los requisitos de herramienta en el caso de las abejas. Para que un material o un objeto se considere una herramienta debe tratarse de algo completamente ajeno al ciclo vital de los insectos. Los animales deben hallar el objeto en su entorno y destinarlo a una función que lo hace más efectivo. Aunque esta diferenciación no es algo en lo que todos los científicos estén de acuerdo, lo cierto es que de momento nos ha servido bien para determinar el uso de herramientas por parte de animales.

Además el comportamiento no es permanente. Las abejas solo embadurnan su nido con montones de excrementos cuando detectan que hay avispones en las proximidades. Los investigadores lo han comprobado diseminando feromonas de estos depredadores. Al detectar la feromona, las abejas mantienen su técnica defensiva incluso días después de haberse desvanecido.

Advertisement

El uso de caca es solo una de las peculiares técnicas defensivas de la abeja asiática frente a los avispones. La especie es conocida también por un método de contraataque bastante más sofisticado. Cuando detectan uno cerca del nido, las abejas baten sus alas en perfecta sincronía creando ondas que confunden al depredador. [PLOS One vía Science Alert]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.