Imagen: Jordi V. Pou / Shutterstock

¿Has visto alguna vez un billete de 500 euros? Puede que no te queden muchas oportunidades de hacerlo. El Banco Central Europeo ha anunciado que los billetes con ese valor dejarán de imprimirse en 2018, momento en el que empezarán a retirarse progresivamente de la circulación.

Los billetes de 500 euros que ya estén en circulación seguirán siendo de curso legal y podrán intercambiarse en los bancos centrales por un tiempo ilimitado. Los de 5 a 200 euros se seguirán emitiendo con normalidad.

El BCE necesitó de una mayoría absoluta de su Consejo de Gobierno para aprobar esta decisión; es decir, de los seis miembros del Consejo Ejecutivo y los 19 gobernadores de los bancos centrales del euro. Países como Alemania, Austria y Holanda se mostraban en contra de la decisión por la tradición que existe en estos lugares de hacer compras grandes en efectivo, con billetes de mucho valor.

Sin embargo, como vimos cuando empezó a hablarse en serio de esta posibilidad, el billete de 500 euros acarrea más dolores de cabeza que beneficios. Es el billete favorito de los delincuentes, desde los que dedican a lavar dinero hasta los grandes cárteles del narcotráfico. Un millón de euros sólo pesa 2,2 kg si se transporta en billetes de 500, y cabe en un maletín o un bolso pequeño.

Según la Europol, los billetes de 500 euros representan un tercio del valor de todos los billetes de euro que hay en circulación. Otro estudio, de la Escuela Kennedy de Harvard, asegura que el billete es fundamental para la financiación de los terroristas del ISIS. La decisión ya está tomada, el billete se va. [El País]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.