Imagen: R. Barnes

Seguramente muchos reconocen al que fue dueño de esta cabaña. Se trata del matemático Theodore Kaczynski, más conocido como Unabomber, el asesino que tuvo en jaque al FBI con sus cartas bomba durante casi 20 años. Fue tal su leyenda, que la cabaña y sus pertenencias tuvieron una “segunda” vida.

Conferencia de prensa en el 2003. WC

Advertisement

La historia de Unabomber, y quizás más importante, el cómo se convirtió en Unabomber, lo contamos hace un tiempo. De 1978 a 1995, Kaczynski envió bombas por correo a víctimas específicas, matando a tres personas e hiriendo a otras 23 a lo largo de los años que abarcaron sus ataques.

Material de Unabomber incautado en la cabaña. Imagen: R. Barnes

Aunque fue nombrado “Unabomber” por los investigadores del FBI (abreviatura de University and Airline Bomber) él se llamó a sí mismo “Freedom Club” en cartas enviadas a la prensa. Las autoridades sabían muy poco acerca de a quién intentaban atrapar a pesar de ser el objetivo de la investigación más grande y más costosa del FBI en la historia de Estados Unidos.

Advertisement

Material de Unabomber incautado en la cabaña. Imagen: R. Barnes

Finalmente, en 1995, Kaczynski envió copias de su famoso manifiesto anti-tecnología a varios medios. Una carta adjunta prometía que si se imprimía textualmente en un periódico importante, detendría su campaña de bombardeos.

Material de Unabomber incautado en la cabaña. Imagen: R. Barnes

Advertisement

El Departamento de Justicia instó a los medios a imprimir el documento y el 19 de septiembre de 1995, el Washington Post y el New York Times publicaron el manifiesto. Así fue como David Kaczynski reconoció que las ideas y el estilo de escritura eran similares a las de su hermano Ted, y alertaron al FBI.

Material de Unabomber incautado en la cabaña. Imagen: R. Barnes

El 3 de abril de 1996, el FBI ejecutó una orden de allanamiento en la cabaña remota de Kaczynski en Montana. Allí encontraron explosivos, componentes de bombas, una copia original del manifiesto y una bomba ya construida que estaba lista para enviarse por correo.

Advertisement

Material de Unabomber incautado en la cabaña. Imagen: R. Barnes

Kaczynski fue arrestado y sentenciado a ocho cadenas perpetuas sin posibilidad de libertad condicional. Actualmente se encuentra alojado en la única prisión “supermáx” de Estados Unidos.

Material de Unabomber incautado en la cabaña. Imagen: R. Barnes

Advertisement

Diez años después, en el 2006, un tribunal ordenó que todos los artículos incautados en el arresto de Kaczynski en 1996, incluida la cabaña, fueran subastados y los ingresos se destinaran a las víctimas de su campaña de bombas.

Material de Unabomber incautado en la cabaña. Imagen: R. Barnes

La subasta recaudó más de 200.000 dólares y la cabaña se la llevó el Newseum en Washington, saliendo de los almacenes del FBI donde había estado.

Advertisement

La cabaña en el Newseum

Desde entonces, la cabaña, un espacio de una sola habitación de 3 por 3,6 metros donde vivió el matemático, se exhibe en el museo, muy cerca de la sede del FBI donde Unabomber fue objeto de una impresionante investigación durante 17 años. [Wikipedia, TIME]