Si la nueva técnica de impresión líquida en 3D que conocimos hace poco te pareció rápida, esta nueva impresora promete dejarla atrás. La compañía australiana Gizmo3D ha creado una variación de impresión 3D mediante luz que promete reducir los tiempos de impresión a solo 6 minutos para pequeños objetos.

Advertisement

La impresora utiliza una técnica conocida llamada Direct Light Processing (DLP) que, básicamente, proyecta luz sobre resina líquida que luego se solidifica y crea el objeto final. La novedad de esta máquina que, como adelanta 3Dprint, pronto llegará a Kickstarter, es que en lugar de aplicar capas de luz una tras otra para crear el objeto, lo hace de forma continua y uniforme. No hay cortes entre los haces de luz de cada capa, por lo que en teoría el objeto final es más compacto y duradero. Es una técnica que la firma Gizmo3D llama "impresión continua" o "animada".

La máquina ahora mismo es capaz de crear pequeños objetos con dimensiones de 15 x 7,5 x 2,5 cm en apenas 6 minutos. Sus creadores no han explicado cómo funciona exactamente la tecnología que le permite ir más rápido que impresoras DLP similares, o aplicar una capa continua de luz, pero aseguran que está en proceso de registro de patente y darán más detalles el día que la idea salga en Kickstarter, que parece será pronto. Como era de esperar, hacerse con uno de estos equipos no será barato: entre 2.500 y 6.000 dólares, con unos 2.500 dólares extra si se quiere añadir la tecnología que permite aumentar la velocidad en los tiempos comentados. La puedes ver debajo en acción, creando pequeñas calaveras:

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)