La impresión 3D no es una promesa: ya se utiliza en múltiples campos, desde medicina a ingeniería. Pero, como todo, tiene sus inconvenientes, como largos tiempos de fabricación o coste. Ahora, una nueva técnica de impresión líquida 3D promete imprimir hasta 100 veces más rápido que la tecnología actual.

La técnica la ha desarrollado una compañía californiana llamada Carbon3D. Bajo el nombre de Continuous Liquid Interface Production (CLIP), el sistema utiliza unas resinas líquidas en las que sumerge el material para imprimir el objeto final. A diferencia de la impresión 3D tradicional, la resina utilizada es fotosensible. Utiliza un proyector láser que, en combinación con el oxígeno, es capaz de esculpir el objeto dentro del propio líquido y de forma mucho más rápida que la técnica utilizada hasta ahora, entre 25 y 100 veces más rápido. Este proceso le permite además imprimir un objeto en 3D de una vez, y no capa a capa, como ocurre hasta ahora. Carbon3D detalla ahora su tecnología en un informe en la revista Science, pero la puedes ver debajo en acción:

Según Carbon3D, este sistema permite imprimir también objetos mucho más finos, de solo micras de grosor, y además con una calidad mayor, con acabados más compactos y sin poros, algo que al final resulta en una mayor durabilidad. En la publicación especializada 3Dprint han podido hablar con el fundador de Carbon3D, quien da más detalles sobre el funcionamiento del sistema. Esquemáticamente, estos son los componentes:

Advertisement

Una señal de que la tecnología y la compañía va en serio es que ha conseguido un total de 41 millones de dólares de financiación, de firmas de capital riesgo tan sólidas como Sequoia Capital (inversores iniciales en Apple, YouTube, Yahoo o Google). De momento es solo el comienzo, pero un comienzo muy prometedor. [vía Science y 3Dprint]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)