El lanzamiento de ayer de SpaceX ya forma parte de la historia. No solo logró que los dos propulsores laterales del Falcon Heavy aterrizaran en una de las escenas más impresionantes de los últimos años. Además se permitió la excentricidad de poner un Tesla Roadster en órbita. ¿Hacia dónde se dirige?

Advertisement

La pregunta es muy legítima porque Elon Musk no ha ofrecido muchos detalles al respecto. Tan solo que se dirige hacia órbita marciana donde permanecerá (con suerte) unos cuantos miles de millones de años. Max Fagin ha desarrollado una interesante simulación en la que explica cómo funcionan las órbitas de transferencia a Marte, y cuál puede ser el destino del automóvil de Tesla.

En teoría, el Tesla debería seguir una trayectoria de transferencia Hohmann, pero para ello la Tierra y Marte deberían estar alineados de una manera, y esa condición no se cumple para este lanzamiento. La mejor ventana de lanzamiento desde el año 2000 tendrá lugar entre abril y mayo, y no se repetirá hasta 2033.

Advertisement

Foto: SpaceX

Ni el Falcon 9 ni el Roadster están equipados para maniobrar en el espacio, así que SpaceX no cuenta con esa posibilidad para insertarse en la órbita correcta. Por fortuna, lo que el cohete de Musk si tiene es potencia. La teoría de Fagin, avalada por los datos que tenemos hasta ahora, es que SpaceX forzará una órbita básica sobre Marte añadiendo impulso extra al Roadster en los momentos adecuados. Un reciente tuit de Elon Musk muestra que el viaje va según lo previsto.

Advertisement

Es probable que la órbita que alcancen de esta forma no sea tan estable como para durar miles de millones en años, pero servirá, y al menos no se estrellará contra el planeta vecino. [vía Max Fagin]