La tortuga gigante de Fernandina (Chelonoidis phantasticus) se vio por ├║ltima vez en un viaje en 1906. Desde entonces, no se ha encontrado ning├║n otro ejemplar de la especie en la isla de Fernandina, y algunos incluso han cuestionado si realmente existi├│. Hasta ahora, 113 a├▒os despu├ęs.

Ocurri├│ el pasado domingo, cuando una expedici├│n conjunta entre el Parque Nacional Gal├ípagos y la Conservaci├│n de Gal├ípagos logr├│ encontrarla en una parte remota de la isla. Por primera vez en m├ís de un siglo, el equipo hab├şa detectado una tortuga gigante hembra Fernandina adulta.

Se cree que este extraordinario animal tiene m├ís de 100 a├▒os, lo que significa que durante este tiempo ha logrado ÔÇťburlarÔÇŁ al hombre escondi├ęndose en alguna parte de la zona. Los investigadores han explicado que notaron huellas y el rastro en los alrededores, lo que les hace pensar que hay m├ís de estas tortugas en la isla. De ser as├ş, las posibilidades de reproducci├│n han entusiasmado a los conservacionistas. Seg├║n Stuart Pimm, un ecologista de la conservaci├│n en la Universidad de Duke:

Necesitarán más de un ejemplar, pero las hembras pueden almacenar esperma durante mucho tiempo. Puede haber esperanza.

Advertisement

A diferencia de muchas otras especies de tortugas gigantes que han sido v├şctimas de la caza y los animales salvajes, la mayor amenaza para la tortuga gigante de Fernandina no es de origen humano. En realidad es el duro h├íbitat en el que vive. La especie est├í catalogada como en peligro cr├ştico porque los expertos creen que pueden haber sucumbido a ÔÇťlos frecuentes flujos de lava volc├ínica que casi cubren toda la islaÔÇŁ.

Advertisement

Para proteger a estas criaturas de un da├▒o irreversible, los investigadores han llevado a la tortuga a un centro de cr├şa de tortugas gigantes en la isla de Santa Cruz. [Motherboard]