Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Museo de Queensland

Aparentemente, la gente de Australia lleva años comiendo una especie de pez desconocida por la ciencia. Se trata del recientemente bautizado Epinephelus fuscomarginatus, una especie de mero descubierta por un investigador en un mercado de Brisbane.

En el año 2000, un pescador contactó con el experto en peces del Museo de Queensland, Jeff Johnson, para enseñarle fotografías de un mero misterioso. Johnson no pudo encontrar similitudes con ninguna especie, y no fue hasta el 2017 que pudo comprobar en vivo de qué se trataba.

Advertisement

Entonces encontró hasta cinco piezas vendiéndose en un mercado de pescado en Brisbane. Compró todas las piezas y se puso a trabajar. Según ha explicado en un comunicado:

Tan pronto como los vi, pensé que probablemente eran una nueva especie, así que compré los cinco y comencé el trabajo duro de demostrar formalmente que eran una nueva especie. La genetista del Museo de Queensland, la Dra. Jessica Worthington Wilmer, realizó algunas pruebas en el laboratorio molecular del Museo de Queensland y después de compararlas con otros especímenes en varias colecciones del museo, tuvo suficientes evidencias para demostrar que era una especie nueva. Además, me ha dicho que son bastante sabrosos.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Johnson con la nueva especie (Museo de Queensland)

Lo cierto es que la especie no tiene un aspecto distintivo, lo que probablemente explica por qué pasó desapercibido durante tantos años. Comparte muchas similitudes con otros meros del género Epinephelus. Sin embargo, lo que lo hizo destacar fue la falta de marcas en su cuerpo y bordes oscuros alrededor de algunas de sus aletas. De ahí el nombre de fuscomarginatus, que significa “borde oscuro” en latín.

Advertisement

En cuanto a la morfología, la nueva especie es un pez bastante grande, mide 70 centímetros de largo y vive a profundidades de aproximadamente 220-230 metros de la sección central de la Gran Barrera de Coral. Los investigadores concluyeron que era una nueva especie al analizar su ADN y compararlo con el de otras especies similares.

Se trata del mero número 92 del género Epinephelus, y se ha descrito en la revista Zootaxa. [Zootaxa via IFLScience]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter