Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Gif: Michael Daus (YouTube)

Yellowstone es una maravilla natural en la que los seres humanos somos solo visitantes. No es nada raro encontrar animales cerca de las zonas de paseo, y tampoco es raro que alguno de esos animales sea peligroso. Lo que ya no es tan común es toparse con un oso Grizzly y un bisonte matándose al salir del coche.

Advertisement

Michael Daus y su familia estacionaron su coche en el parking próximo a la Gran Fuente prismática (el estanque termal multicolor que aparece en tantas fotografías del parque) cuando avistaron un gran oso Grizzly. Por fortuna, el animal no estaba interesado en ellos, sino en un joven Bisonte. Lo que viene después es una de esas escenas que parecen sacadas de National Geographic.

El oso y el bisonte se enzarzan en un toma y daca de embestidas, pero el depredador tiene las de ganar y no tarda en subirse a la chepa del bisonte para ir debilitándolo a mordisco limpio. Según Daus, la lucha se prolongó durante 17 minutos que terminan con el bisonte cometiendo el error fatal de meterse en el río y el oso arrastrando su presa en la otra orilla.

Advertisement

Aunque el vídeo parece grabado muy cerca de los animales, Daus explica que se grabó con el zoom de su móvil (un iPhone 11 Pro Max) a todo lo que daba, y que tanto él como su familia se mantuvieron a una prudente distancia de la pelea durante toda su duración. De hecho el visitante y su familia habían avistado al oso mucho antes y ya estaban tomando precauciones en su paseo. Daus comenta:

Sabíamos que el oso estaba en el área, ya que lo vimos cerca de la carretera, a menos de una milla antes de llegar al estacionamiento para el paseo de la fuente prismática. Si bien había un flujo constante de visitantes, llevábamos spray repelente para osos y estuvimos vigilando al oso todo el tiempo.

No estábamos locos por volver a encontrar al oso tan de cerca. Ni siquiera lo vimos hasta que estábamos en nuestro vehículo. Me sentí particularmente aliviado de que el oso parecía más interesado en el bisonte, por lo que, aunque muy cerca del automóvil, simplemente mantuvimos lo que parecía una distancia segura.

No queremos que nuestras acciones o la apariencia de nuestra proximidad a los animales sean un mal ejemplo para acercarse a la vida silvestre. La cámara de este teléfono cuenta con una lente bastante sorprendente y buenas capacidades de zoom. Así que pude grabar desde más lejos de lo que parece por las imágenes. Los niños disfrutaron mirando con seguridad desde el techo solar del automóvil. Gracias por la preocupación.

Advertisement

La advertencia no está fuera de lugar. Yellowstone es uno de los lugares del mundo donde más ataques de bisonte se registran y buena parte de la culpa la tienen turistas idiotas que se aproximan a estos grandes animales y se ponen de espaldas para hacerse selfies.

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter