Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: El camión Komatsu (Anglo American)

La compañía Anglo American, con sede en Londres, está desarrollando una auténtica bestia en forma de camión como parte de su visión minera sostenible. El resultado se llama Fuel Cell, el mayor vehículo eléctrico del mundo que comenzará sus pruebas en Sudáfrica a finales de este año.

El camión minero pesa nada menos que 290 toneladas y es un híbrido alimentado con electricidad y una reserva de combustible de hidrógeno. Según explica la compañía, quienes están trabajando en el proyecto en conjunto con ENGIE y Williams Advanced Engineering, cada una de las tres empresas se está centrando en un apartado diferente.

Advertisement

ENGIE suministrará la tecnología de hidrógeno y Williams el sistema de batería, mientras que Anglo American proporcionará sus propios camiones Komatsu.

¿Y por qué este desarrollo? La idea de Anglo American es reducir el desperdicio y el uso de recursos como el agua, al tiempo que aumenta la seguridad.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Anglo American

El nuevo equipo de hidrógeno permitirá que el camión sea menos ruidoso y más barato de mantener que sus versiones diesel. Además. una batería de iones de litio reemplazará el motor diésel, lo que permitirá que el vehículo funcione con una batería y tecnología de pila de combustible de hidrógeno, similar a la próxima camioneta eléctrica Nikola Badger. Según explica Williams Advanced Engineering:

También le dará al camión un almacenamiento de energía de hasta 1.000 kilovatios-hora, lo que le permite trabajar en los mismos “ambientes hostiles” que un camión de transporte a diesel. El camión también tendrá un frenado regenerativo, lo que permitirá que el vehículo conserve y recupere energía mientras desciende.

Advertisement

Y es que cuando un vehículo eléctrico como el Fuel Cell rueda cuesta abajo, ese movimiento crea energía eléctrica para la batería al frenar. Los motores recogen la energía cinética y mecánica creada por el movimiento del automóvil y la transforman en energía eléctrica, que luego se envía de vuelta a la batería y se almacena como energía potencial para la próxima vez que acelere.

Por compararlo, en los automóviles con motores de combustión, hasta el 70 por ciento de la energía cinética creada al moverse cuesta abajo se pierde. [Business Insider]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter