Lo que ten√©is sobre estas l√≠neas no es un extra√Īo animal invertebrado. Se trata de uno de los cerebros m√°s extraordinarios que ha podido ser fotografiado por la ciencia. El √≥rgano se conserva en la Universidad de Texas, pero el expediente m√©dico de la persona al que pertenece se perdi√≥, llev√°ndose consigo no pocos misterios.

Advertisement

Un cerebro normal est√° lleno de pliegues y curvas que, adem√°s, son las mismas para todos nosotros y ya han sido cartografiadas en profundidad por los neur√≥logos. La falta de curvas que da una apariencia lisa a este cerebro es una condici√≥n llamada Agiria que se debe a un trastorno muy grave, pero poco com√ļn, denominado Lisencefalia.

La lisencefalia afecta al feto, y los ni√Īos con esta afecci√≥n raramente sobreviven m√°s all√° de unos pocos a√Īos porque la ausencia de pliegues en el cerebro provoca serios problemas motrices y de salud. Lo que hace √ļnico a este cerebro es que su propietario era un adulto. Se sabe que el √≥rgano perteneci√≥ a un hombre o mujer que vivi√≥ en el centro psiqui√°trico North Central State Hospital hasta su muerte en 1970, pero los archivos del caso se perdieron. La Universidad de Texas va a realizar nuevos estudios sobre este hallazgo para tratar de determinar c√≥mo pudo sobrevivir este paciente y en qu√© condiciones lo hizo. [New Scientist]

Foto: Adam Voorhes