Gracias a las modernas t√©cnicas de paleontolog√≠a, encontrar f√≥siles de dinosaurios no es tan dif√≠cil como era antes. Ahora hay m√°s esqueletos ah√≠ fuera, pero desafortunadamente, si quieres hacerte con uno todav√≠a tendr√°s que tener unos cu√°ntos millones en el banco si tu intenci√≥n es a√Īadir un dinosaurio a tu colecci√≥n privada.

De acuerdo con el √ļltimo listado de la casa de subastas Aguttes, este pariente cercano del Diplodocus ha sido ensamblado casi exclusivamente a partir de un solo esp√©cimen (muchos esqueletos de dinosaurios tienen huesos recolectados de varios espec√≠menes diferentes) y ha sido apodado Skinny, aunque le podr√°s poner el nombre que quieras en cuanto te lo lleves a casa.

Skinny fue descubierto en 2012 (las coordenadas GPS de donde fue encontrado serán entregadas al comprador) y desde 2018 hasta 2019 fue conservado, restaurado y ensamblado por una empresa francesa llamada Paleomoove Laboratory que documentó el proceso al completo. Con una altura de más de 6 metros y casi 13 de largo, fue exhibido recientemente en la terminal 5 en el aeropuerto de Heathrow en Londres.

Foto: Aguttes

Se estima que el esqueleto se venderá por una cifra entre $1,5 millones y $1,8 millones en la subasta del 13 de junio del Intercontinental Paris Le Grand Hotel. No es tan llamativo como un T. rex, un triceratops u otros dinosaurios más reconocibles, pero Skinny está considerado como uno de los saurópodos más completos y mejor conservados de todo el mundo.

Advertisement

Foto: Aguttes

Adem√°s de su esqueleto (completo al 90%), el cr√°neo del Diplodocus est√° casi en un sorprente 70%, lo que suele ser bastante peculiar en los dinosaurios de este tama√Īo. Seg√ļn el paleont√≥logo Eric Mickeler, aproximadamente tres cuartas partes de los saur√≥podos que est√°n expuestos en todo el mundo tienen r√©plicas de yeso o resina de sus cr√°neos. Skinny tambi√©n tiene parte de su piel momificada y pegada a sus huesos.

Advertisement

Dado su extraordinario estado, es muy probable que Skinny pueda desencadenar una guerra de ofertas entre museos interesados ‚Äč‚Äčen estudiar el esp√©cimen y en exhibirlo para conseguir visitantes. Durante 112 a√Īos, Dippy the Diplodocus fue una de las atracciones estrella del Museo de Historia Natural de Londres (ya que acab√≥ siendo reemplazado por el esqueleto de una ballena azul) pero Skinny podr√≠a acabar siendo una atracci√≥n incluso mayor.