El fósil vendido en París
Photo: Aguttes

Una casa de subastas de Par√≠s acaba de vender el esqueleto de un dinosaurio de nueve metros de longitud por 1,58 millones de euros. El ejemplar no ha sido identificado a√ļn, pero se cree que puede provenir de una especie no descrita similar al Allosaurus, un dinosaurio carn√≠voro que vagaba por el actual estado de Wyoming en el Jur√°sico tard√≠o, hace 155 millones de a√Īos.

No es la primera vez que un fósil así sale a subasta. El pasado 11 de abril, un joven Allosaurus de 3,8 metros de longitud fue vendido por 1,4 millones de euros tras ser presentado con un precio de salida de 500.000 euros.

‚ÄúLas car√≠simas subastas de dinosaurios son cada vez m√°s comunes‚ÄĚ, explic√≥ a Nature el presidente de la Sociedad de Paleontolog√≠a de Vertebrados, David Polly. ‚ÄúPero cualquier subasta que pueda generar un alto valor de mercado es motivo de preocupaci√≥n, porque la ciencia generalmente opera con un presupuesto bajo‚ÄĚ, a√Īadi√≥. ‚ÄúNo tenemos dinero para pagar por la recolecci√≥n de f√≥siles o comprarlos en el mercado‚ÄĚ.

Advertisement

Los paleontólogos creen que un fósil vendido a un comprador privado es un fósil perdido para la ciencia, y este caso los ha indignado especialmente porque, a juzgar por su dentadura y su estructura ósea inusual, podría tratarse del espécimen adulto de una especie no descubierta. Además, se ha conservado al 70% gracias a que el dinosaurio cayó en un río y sus huesos no se comprimieron durante el proceso de fosilización.

De nada sirvi√≥ que la Sociedad de Paleontolog√≠a de Vertebrados enviara una carta a la casa de subastas Aguttes para que cancelara la venta. ‚ÄúLos f√≥siles de vertebrados cient√≠ficamente importantes son parte de nuestro patrimonio natural colectivo y merecen estar en custodia p√ļblica‚ÄĚ, dec√≠a. Aguttes exhibi√≥ el dinosaurio ya montado en la Torre Eiffel durante unos d√≠as y acab√≥ vendi√©ndolo por cerca de 2 millones de d√≥lares al mejor postor.

Advertisement

Seg√ļn Quartz, este tipo de operaciones son completamente legales e imposibles de detener. A diferencia de pa√≠ses como China, Mongolia y Argentina, que tienen leyes para prohibir la exportaci√≥n de f√≥siles, los dinosaurios descubiertos en Estados Unidos pertenecen a la persona que tenga el terreno en propiedad, quien puede hacer con el f√≥sil lo que quiera. Y aunque los museos pueden participar en estas subastas, la mayor√≠a no puede hacer frente a su precio. Los f√≥siles acaban en manos de los ricos.

[Nature vía Quartz]