Captura de pantalla: Bell Systems/Hagley Library

Las llamadas telefĂłnicas son cada vez mĂĄs y mĂĄs raras, especialmente entre los jĂłvenes. Pero la mayorĂ­a conoce las reglas de etiqueta bĂĄsicas para hablar por telĂ©fono, como decir “hola” al contestar y no colgar sin algĂșn tipo de despedida. En caso de que lo hayas olvidado, este manual de 1950 creado por una compañía telefĂłnica puede serte Ăștil (y enseñarte algunos consejos retro).

La Biblioteca Hagley de Delaware tiene una versiĂłn digitalizada del manual de etiqueta de 1950 que parece dirigida a empresas y producida por Bell Systems. Como señala John Overholt, curador de la Biblioteca Houghton de Harvard, el folleto recomienda disculparse si recibes una llamada de un nĂșmero equivocado.

Captura de pantalla: Bell Systems/Hagley Library

¿Qué otros consejos ofrece? Por un lado, sugiere que imagines a la persona con la que estås hablando, aunque no tengas un videoteléfono a tu disposición. Lo que tiene sentido si nunca antes has usado un teléfono. No estås hablando con el teléfono, estås hablando con la persona que estå al otro lado del teléfono.

Captura de pantalla: Bell Systems/Hagley Library

Advertisement

También se supone que tienes que colgar el teléfono con suavidad, algo con lo que los niños de hoy no estån familiarizados.

Captura de pantalla: Bell Systems/Hagley Library

Déjame decirte que colgar un teléfono con furia era una manera bastante satisfactoria de terminar una llamada telefónica en su día. Lanzar un smartphone de $1000 sobre tu escritorio no tiene la misma gracia y ciertamente tiene un mayor potencial de destrucción.

Advertisement

La guía también explica que debes contestar tus llamadas con rapidez, sin dejar que el teléfono suene demasiado antes de levantarlo.

Captura de pantalla: Bell Systems/Hagley Library

Y en uno de los mensajes que resultarån mås extraños a los niños de hoy en día, el manual alienta a explicar a los demås a dónde vas cuando sales de la oficina. Con los smartphones, es extraño pensar que hubo una época en la que no eståbamos disponibles en todo momento y en todo lugar. La gente tenía que decir a otros a dónde iba si quería que lo contactaran mås tarde. Qué tiempos.

Advertisement

Captura de pantalla: Bell Systems/Hagley Library

Puede ver el resto del folleto en la Biblioteca Hagley, con consejos sobre ser breve, usar el nombre de la persona cuando hablas por telĂ©fono y llamar a “InformaciĂłn” para asegurarte de que tienes el nĂșmero correcto

[John Overholt and Hagley Library]