Rub√©n Enaje, en su crucifixi√≥n n√ļmero 32.
Photo: AP Images.

Cada a√Īo en Semana Santa, en Filipinas, un grupo de creyentes del catolicismo se dedica a recrear la crucifixi√≥n de Jesucristo, siendo clavados a una cruz de madera tal y como, seg√ļn la biblia, lo vivi√≥ el hijo de Dios. Un hombre lleva m√°s de 30 a√Īos siendo crucificado, y dice que ya no siente dolor.

Este Viernes Santo, como cada a√Īo, miles de cat√≥licos en el pueblo San Pedro Cutud, Filipinas, se reunieron para presenciar c√≥mo tres devotos del catolicismo eran clavados a una cruz representando la muerte de Cristo. Uno de ellos, Rub√©n Enaje, form√≥ parte de la recreaci√≥n a sus 58 a√Īos de edad.

Enaje ha sido crucificado por 32 a√Īos seguidos, y ahora asegura que ya no siente dolor en su cuerpo, aunque planea dejar de hacerlo al alcanzar la edad de 60 a√Īos. Seg√ļn declaraciones a Reuters:

‚ÄúEn el pasado llegaba a mi casa herido y cojeando, pero este a√Īo me siento genial. [...] Creo que es Dios d√°ndome √°nimos y dici√©ndome ‚Äėsigue haci√©ndolo‚Äô‚ÄĚ.

Advertisement

Durante la recreación otros devotos se visten de soldados del Imperio Romano, y algunos son los encargados de clavar clavos gruesos de 5 centímetros en las manos de Enaje y los otros, fijándolos a las cruces. Quienes participan en el ritual suelen creer que estas penitencias los ayudan a expiar sus pecados, rezar por los enfermos y los que sufren, o simplemente demostrar agradecimiento a Dios.

Sin embargo, aunque son devotos del catolicismo (como gran parte de la poblaci√≥n de Filipinas), la iglesia cat√≥lica del pa√≠s constantemente critica el ritual de la crucifixi√≥n, aunque lo toleran. La iglesia menciona que una representaci√≥n tan sangrienta como esta puede ser una ‚Äúmala interpretaci√≥n de la fe‚ÄĚ.[v√≠a Washington Post / Reuters]