Captura de pantalla: YouTube/ABC

Ocurrió a comienzos de la década de 1970. Un modelo matemático desarrollado por un ingeniero del MIT había predicho algo aterrador en un momento donde el futuro de la civilización humana nunca se había visto más brillante. Había marcado el final en la Tierra… en el siglo XXI.

Dicho modelo estaba basado en el trabajo de Jay Wright Forrester, considerado el padre de la dinámica de sistemas, y había sido utilizado por cuatro de sus estudiantes. Los investigadores del MIT estaban financiados por una organización llamada Club de Roma para predecir cómo sería el futuro del crecimiento mundial dados los recursos planetarios finitos.

Como resultado de ello surgió una investigación y The Limits to Growth, el libro ambiental más vendido de todos los tiempos, descrito como “posiblemente, el trabajo académico más innovador de la década de 1970", aunque no ofrecía una visión muy optimista del planeta del mañana.

Para ello, el modelo analizó los cinco factores que se consideran más susceptibles de afectar el crecimiento en la Tierra: el aumento de la población, la producción agrícola, el agotamiento de recursos no renovables, la producción industrial y la generación de contaminación. Luego, utilizando un modelo llamado World3, basado en el sistema World1 original de Forrester, los investigadores calcularon que nuestra sociedad colapsaría en algún momento de este siglo.

Una de las razones por las que el modelo está de nuevo en boca de muchos es porque la ABC ha compartido parte de su cobertura de televisión original de la investigación en un nuevo clip de YouTube, ofreciendo una mirada oscura de un entonces lejano siglo XXI desde la perspectiva de 1973. Como explica el presentador en la pieza presentando el modelo World1:

World1 no pretende ser un pronóstico preciso. Lo que hace por primera vez en la historia del hombre en el planeta es ver el mundo como un solo sistema. Muestra que la Tierra no puede sostener la población actual y el crecimiento industrial durante mucho más que unas pocas décadas.

Advertisement

Posiblemente lo más sorprendente de todo es cómo, en cálculos que aún no podían considerar el cambio climático producido por el hombre como una variable, el modelo predice cómo la calidad de vida comenzará a desplomarse tras las oleadas de población y contaminación, acompañada de una disminución masiva de los recursos naturales.

Captura de pantalla: YouTube/ABC

Advertisement

A todo ello hay que recordar que el lanzamiento de The Limits to Growth vino acompañado de numerosas críticas. Por ejemplo, el New York Times decía sobre el libro que “en nuestra opinión, es un trabajo vacío y engañoso. Su imponente aparato de tecnología informática y jerga de sistemas ... toma suposiciones arbitrarias, las sacude y saca conclusiones arbitrarias que tienen el anillo de la ciencia”.

Sea como fuere, lo cierto es que en las décadas posteriores la investigación ha demostrado que muchas de las predicciones hechas por el modelo eran precisas, quizás demasiado si no queremos que su final se convierta en realidad. [ScienceAlert, New York Times, BigThink]