Tras el 11 de septiembre, las organizaciones encargadas de la seguridad aeroportuaria decidieron prohibir cantidades excesivas de l√≠quidos, geles y sustancias en pasta en los controles previos al embarque. La raz√≥n no era hacer la pu√Īeta al pasajero, sino la dificultad para distinguir sustancias potencialmente peligrosas de otras inocuas. Un nuevo tipo de esc√°ner que est√°n desarrollando en el Laboratorio Nacional de F√≠sica de Los √Ālamos podr√≠a terminar para siempre con esa prohibici√≥n de llevar l√≠quidos de m√°s de 100ml en el equipaje de mano.

El proyecto se llama MagRay. Seg√ļn explican los directores de la investigaci√≥n, Michelle Espy y Larry Schultz, la m√°quina se basa en una combinaci√≥n de resonancia electromagn√©tica y rayos X. Simplemente cruzando los datos de densidad y recuento de protones obtenidos por ambos sensores, el equipo es capaz de distinguir unos tipos de sustancias de otros con una precisi√≥n que est√° sorprendiendo hasta a sus propios creadores. En la pantalla, el operario simplemente ve si la sustancia es peligrosa o no, as√≠ como una descripci√≥n aproximada de su naturaleza (jugo de fruta, vino, champ√ļ...).

En el v√≠deo que acompa√Īa a este post pod√©is ver la m√°quina en acci√≥n diferenciando sustancias inflamables o explosivas de otras inofensivas en todo tipo de envases. MagRay cuenta con el apoyo del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense, y sus creadores ya trabajan en una versi√≥n comercial que pueda ser instalada en aeropuertos. [Los Alamos National Laboratory]