Los visitantes que acudan al Centro Espacial Kennedy este verano podr√°n darse un paseo en esta maravillosa monstruosidad. Se trata de un prototipo de todoterreno cient√≠fico dise√Īado para mostrar algunas de las tecnolog√≠as que llevaremos en su d√≠a al Planeta Rojo.

Advertisement

La clave est√° en ese ‚Äúmostrar‚ÄĚ. El veh√≠culo, que parece un cruce entre el batmobile y uno de los camiones de la pel√≠cula The Martian, nunca pisar√° Marte. De hecho, no lo ha construido la NASA directamente, sino el dise√Īador Marc Parker siguiendo instrucciones precisas de la Agencia.

El objetivo del todoterreno es mostrar a los visitantes algunas de las tecnologías que ya conocemos y que muy probablemente terminen en la versión real del rover el día que la empaqueten con destino a Marte.

El todoterreno mide siete metros de largo por cuatro de anchura y 3,3 de alto, y dispone de un amplio espacio posterior que hace las veces de laboratorio m√≥vil. Ambas partes son independientes, y su peso total conjunto es de 2.200 kilos, bastante ligero para su tama√Īo, aunque seguramente no lo suficiente como para los est√°ndares de una misi√≥n espacial. Su velocidad punta en la Tierra es de 110 Km/h. Puede que nunca llegue a Marte, pero a m√°s de uno le gustar√≠a probarlo en sus vacaciones en el monte. [v√≠a Nerdist]