El otro dĆ­a veĆ­amos como un youtuber que se hace llamar Giaco Whatever se fabricaba un caĆ±Ć³n casero de aire comprimido para lanzar dardos de espuma de los que se utilizan en las armas de juguete Nerf. Hoy, este inventor ha perfeccionado su creaciĆ³n.

El caĆ±Ć³n ahora aprovecha mejor sus 400 Psi de presiĆ³n de aire, y el resultado es espectacular. Su creador ha calculado de una forma un poco sui generis la velocidad a la que salen los dardos (midiendo la distancia que recorren en un fotograma grabando con una cĆ”mara de 1.000 fotogramas por segundo) y el resultado es Mach 2,3. Si los cĆ”lculos de Giaco son correctos, los dardos salen disparados a 800 metros por segundo.

Los proyectiles no se aprecian a simple vista y apenas se obtiene un atisbo d de ellos a 1.000 fotogramas por segundo. El cartĆ³n simplemente lo atraviesan. Con algo mĆ”s duro como una tabla de madera, la fuerza del impacto desgarra el dardo en pedazos y abre un agujero de parte a parte, aunque no llega a atravesarlo completamente.

Es imposible saber quĆ© efecto tendrĆ­a un disparo de este pequeƱo monstruo sobre la piel. QuizĆ” no llegarĆ­a a penetrar en profundidad, pero el moratĆ³n probablemente serĆ­a terrorĆ­fico. Mejor dejar el invento en el terreno de los objetos inertes. Por cierto, su creador ya ha advertido que estĆ” trabajando en una segunda versiĆ³n del arma. [vĆ­a YouTube]