Un empleado revisa su teléfono en una imagen de archivo de las oficinas de Facebook en Cambridge, Massachusetts
Photo: Elise Amendola (AP)

En una demostración de poder sin precedentes, Apple decidió retirar a Facebook y Google sus certificados de desarrolladores de empresa, dejando inutilizadas las aplicaciones para iOS de las que dependían decenas de miles de empleados. Las aplicaciones han vuelto ya a la normalidad, pero los empleados experimentaron algo parecido a un episodio de Black Mirror.

En 2016, el equipo de Onavo ‚ÄĒuna empresa que Facebook hab√≠a adquirido tres a√Īos atr√°s‚ÄĒ cre√≥ una aplicaci√≥n llamada Facebook Research que registraba la actividad del usuario. Despu√©s pag√≥ a personas de entre 13 y 35 a√Īos para instalarla en sus tel√©fonos, y monitoriz√≥ su actividad en Internet.

Cuando Facebook no pudo mantener su aplicaci√≥n esp√≠a en la App Store, empez√≥ a distribuirla como una app de empresa (que no requiere de la revisi√≥n de Apple). Este m√©todo est√° pensado para empleados, y obliga al usuario a instalar un certificado o perfil especial en su iPhone. Apple proh√≠be expresamente la distribuci√≥n p√ļblica de aplicaciones empresariales.

TechCrunch desvel√≥ lo que estaba pasando y Apple decidi√≥ retirar a Facebook su certificado de desarrollador de aplicaciones empresariales. Esto hizo que todas las aplicaciones de uso interno de Facebook dejaran de funcionar en iOS, desde versiones de prueba de Instagram y WhatsApp hasta servicios exclusivos para sus empleados. Seg√ļn el New York Times:

Sus calendarios no funcionaban. Tampoco los mapas del campus que ayudaban a los empleados a encontrar a sus compa√Īeros de trabajo. No pod√≠an consultar el √ļltimo horario de los autobuses de Facebook. Y no pod√≠an ver lo que serv√≠an las cafeter√≠as de la compa√Ī√≠a para el almuerzo.

Advertisement

Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook, dijo que Facebook ‚Äúquiere estar en total conformidad con todos nuestros socios‚ÄĚ, pero agreg√≥ que Facebook Research operaba con el consentimiento de sus usuarios.

Apple acabó restaurando el certificado tras comprobar, suponemos, que ninguna otra app violase sus términos; pero durante 24 horas reinó el caos en las oficinas de Facebook. Versiones de Workplace y Messenger que se usan como herramientas de comunicación interna dejaron de funcionar, frustrando a miles de empleados y generando un agujero de productividad:

Tras la revocaci√≥n de Apple, los empleados de Facebook quedaron enfurecidos con el equipo de Onavo. Algunos dijeron que tendr√≠an que esperar semanas para que se aprobaran las actualizaciones o los cambios de sus aplicaciones a trav√©s de la App Store. Varios empleados de la divisi√≥n de hardware de Facebook dijeron que estaban considerando dejar la compa√Ī√≠a porque no pod√≠an terminar ning√ļn trabajo.

Advertisement

Pero sobre todo, se tensaron a√ļn m√°s las relaciones entre Apple y Facebook. La gigantesca maquinaria de marketing de Apple lleva varios meses usando la privacidad como se√Īuelo para atraer a los consumidores a su marca, y eso convierte a Facebook en uno de sus principales antagonistas.

A mediados de enero, Tim Cook propuso un sistema para que los usuarios sepamos qui√©nes tienen nuestros datos y qu√© est√°n haciendo con ellos. A principios de ese mes, la compa√Ī√≠a dio la bienvenida a los asistentes del CES de Las Vegas con un enorme anuncio del tama√Īo de la fachada de un edificio que dec√≠a: ‚ÄúLo que pasa en tu iPhone se queda en tu iPhone‚ÄĚ.

Advertisement

Sin embargo, Facebook no es la √ļnica compa√Ī√≠a que saca r√©dito a los datos personales del usuario. Cuando Apple retir√≥ al gigante de las redes sociales su capacidad para distribuir aplicaciones empresariales de iOS, Google hizo el rid√≠culo eliminando una web (ahora disponible en Web Archive) donde explicaba p√ļblicamente como instalar la aplicaci√≥n Screenwise Meter a trav√©s del programa especial para desarrolladores de empresa de Apple.

Screenwise Meter es el Facebook Research de Google, una aplicaci√≥n dise√Īada para monitorizar la actividad del usuario en su iPhone. Como no pod√≠a estar en la App Store, se distribu√≠a p√ļblicamente como app de empresa y se firmaba con el certificado de desarrollador de Google.

Seg√ļn The Verge, Apple retir√≥ el certificado de Google incluso despu√©s de que la compa√Ī√≠a desactivara Screenwise Meter y borrara las instrucciones para instalar la aplicaci√≥n. Las aplicaciones para empleados de Google dejaron de funcionar. Versiones de prueba de Google Maps, Hangouts y Gmail simplemente dejaron de abrirse. Los googlers no pudieron revisar los horarios del autob√ļs en Gbus ni el men√ļ de la cafeter√≠a en otra app interna.

Advertisement

Un portavoz de Google dijo a Gizmodo ayer que estaban ‚Äútrabajando con Apple para solucionar la interrupci√≥n temporal de algunas de nuestras aplicaciones corporativas de iOS, que esperamos que se resuelva pronto‚ÄĚ. Las aplicaciones ya est√°n funcionando con normalidad de nuevo, pero el da√Īo est√° hecho. Facebook es la red social m√°s grande del mundo. Google es la mayor empresa de servicios de tecnolog√≠a que existe. Pero Apple controla la distribuci√≥n de sus aplicaciones en iOS. Apple tiene todo el poder en su famoso ‚Äúecosistema cerrado‚ÄĚ. Ahora las cartas est√°n sobre la mesa.